‘Colombia debe mejorar en infraestructura’: Dragoo

La empresa Colliers International tiene al estadounidense Bryan Dragoo como nuevo director de avalúos, desde donde espera aportar a la profesionalización y al crecimiento del área.

Bryan Dragoo / Directivo de Colliers International.

Archivo Portafolio.co

Bryan Dragoo / Directivo de Colliers International.

POR:
mayo 30 de 2012 - 05:29 a.m.
2012-05-30

Los directivos en Colombia de la multinacional inmobiliaria Colliers International, nombraron al estadounidense Bryan Dragoo como director del área de servicios de avalúos y consultoría.

Luego de trabajar con la firma en Phoenix, Arizona (Estados Unidos), y en México, Dragoo asume el reto de impulsar en Colombia nuevos mecanismos en frentes como las valuaciones de proyectos y revisiones para bancos, instituciones financieras y compañías de inversión inmobiliaria, entre otros.

El ejecutivo habló del potencial del país y de sus expectativas.

¿El mercado colombiano es nuevo para usted o había tenido algún contacto?

En México consolidé relaciones con la comunidad latina y a través de Colliers Colombia. El conocimiento aumentó.

¿Esto significa que ya tiene claro cuál es el potencial inmobiliario del país?

Sin duda. Las oportunidades son inmensas, pero hay que trabajar, por ejemplo, en la consolidación de una base de datos inmobiliaria para afinar los procesos y ofrecer más calidad en los servicios.

¿El rezago en la calidad va en línea con algunas opiniones en el sentido de que hay informalidad en el sector inmobiliario?

Sí. Esto nos obliga a trabajar en la profesionalización, especialmente en avalúos. En Estados Unidos, por ejemplo, hay una acreditación, tras una preparación académica de cinco años, y aquí no sucede esto.

Ahora, con TLC vigente, ¿cómo ve el futuro del país?

El Tratado beneficiará a Estados Unidos y podría afectar productos de Colombia, que tendrían que bajar sus precios.

Sin embargo, el lado positivo es que podrán vender más.

En el tema inmobiliario, considero que habrá mucha demanda, especialmente en los segmentos industriales, de oficinas y comerciales donde, infortunadamente, ahora no hay oferta.

¿Cuál es el problema que se debe resolver en materia de construcción?

Las multinacionales demandan grandes áreas y los centros de distribución que he conocido en Funza, Cota y Mosquera (Cundinamarca) son muy pequeños.

Igual sucede con las oficinas: al buscar espacios tipo A –de altos estándares tecnológicos y 3.000 metros cuadrados, en promedio– es poco lo que se encuentra, con el agravante de que los precios son muy altos. A esto le sumamos las fallas en la infraestructura.

¿Quiere decir, por ejemplo, que la falta de buenas vías afectan los negocios?

Claro. Hay que intervenir, de verdad, la infraestructura del país, ya que sin carreteras es mucho lo que se pierde.

Y esto también incluye el desarrollo de puertos y aprovechar el potencial que existe en Buenaventura, Cartagena y Barranquilla.

¿Qué otros factores van en contra del desarrollo?

La falta de organización para empujar, aún más, el potencial de crecimiento en Colombia, que actualmente es un desafío para la industria.

Esto significa más transparencia, por ejemplo, en el ámbito municipal, donde me he dado cuenta que en el caso inmobiliario se registran ventas con un valor diferente para disminuir o evitar los impuestos. Son acciones que afectan las finanzas del gobierno y hacen que el mercado maneje cifras desproporcionadas.

¿Cuáles son las ciudades más dinámicas?

Veo a Bogotá, Cali y Medellín muy activas en los próximos dos años, especialmente en la construcción de más centros de negocios y comerciales.

Colliers maneja el segmento corporativo. ¿Cómo lo ve en los próximos años?

En las oficinas seguirán tres años de vacancia baja, algo de nuevas construcciones para atender la demanda, pero también se presentará especulación en los precios.

Sin embargo, la ventaja es que Colombia está preparada, aprendió de la crisis de finales de los noventa –muy similar a la hipotecaria de Estados Unidos hace unos años (ver recuadro)– y no se prevé ningún riesgo. El país atraviesa un buen momento.

‘LA CRISIS EN ESTADOS UNIDOS APORTÓ AL APRENDIZAJE’

“Lo que sucedió en Estados Unidos en el 2008 con el sector inmobiliario fue necesario para sanear un mercado que estaba enrarecido”, asegura Bryan Dragoo, quien considera que fue un gran error que el gobierno se dedicara a promover la inversión hipotecaria, sin mayores controles.

Sin embargo –asegura–, poco a poco la situación está mejorando y, de hecho, se ven nuevos inversionistas, entre ellos de Latinoamérica, adquiriendo finca raíz en el país porque los precios han bajado.

“Creo que tenemos un nuevo panorama y, por qué no, muchas lecciones que le sirvieron a Colombia y podemos replicar”, concluye.

Gabriel E. Flórez G.

Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido