Colombia: estancada en uso de tecnología de punta en sector textil, pese a ser la cuarta economía de A.L.

Según Jaime Acosta, investigador en temas de desarrollo económico, urge una seria política estratégica de desarrollo en ciencia y tecnología si desea sobrevivir al momento actual.

POR:
junio 30 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-06-30

Mientras que en Europa y China, los dos principales productores mundiales de ropa, se buscan soluciones tecnológicas cada vez más innovadoras para aumentar la producción, las ventas y la competitividad, en Colombia sigue estancada, a pesar de que es la cuarta economía industrial de América Latina, después de Brasil, Argentina y México.

"El grave problema es que no disponemos hoy de una política de productividad y competitividad estratégica. Aquí seguimos pensando que los sectores del futuro son los tradicionales y eso es como si el mundo evolucionara y Colombia se resistiera a hacerlo", afirma Jaime Acosta, quien también es consultor independiente.

"Colombia está imponiendo una barrera al cambio, y al hacerlo y tener sectores muy maduros tecnológicamente, son muy escasas las posibilidades de desarrollar los sectores de ciencia y tecnología o nuevas empresas innovadoras. El país no ha dado el salto a nuevos sectores intensivos", agrega.

Según Acosta, aquí se decidió hacer una política de apertura a los mercados pero no se delineó, al mismo tiempo, una política industrial, productiva y de competitividad para una economía abierta.

Y eso significa que se va en contravía del desarrollo. "Lo que vemos hoy en el mundo, tanto en las economías avanzadas como emergentes, es que han desarrollado políticas productivas y de competitividad apuntándole a sectores nuevos y de forma estratégica, como la ciencia y la tecnología", dice.

Por ese motivo Colombia, aunque trató de empezar en la realización de parques tecnológicos hace 15 años, lo mismo que Taiwán, un país con 20 millones menos de habitantes y un territorio mucho menor, no ha podido desarrollarlos y se ha quedado rezagada.

El cambio

En los últimos años, el mundo ha vivido una transición de la revolución industrial a la de la sociedad del conocimiento y de la información, lo cual ha dado lugar a la aparición de economías emergentes como la de China, India, Rusia, Taiwán, países de la Europa del Este, Egipto y Turquía, entre otras.

En América Latina, con excepción de Brasil y de la industria maquiladora mexicana, que no es nacional sino norteamericana que hace procesos de producción en México, la mayoría de las economías de la región, incluyendo la colombiana, se han ido alejando de los sectores de alta tecnología, arrinconándose en un latente y preocupante rezagamiento.

Es decir, que la mayoría de los países de la región "no hicieron una transformación ni revolución productiva en los últimos 30 ó 40 años. El modelo de sustitución de importaciones se agotó porque se perpetuó el proteccionismo y no se desarrolló a partir de los años 70, pensando en que se abrieran los mercados internacionales", de acuerdo con Acosta.

Otro problema radica en que en Colombia, se ha mantenido una política de competitividad que es igual para cualquier sector. "Las condiciones son las mismas para quien desarrolla un software, un proyecto de alta tecnología o para quien produce panela, dulces o confecciones y, eso es una irracionalidad", dice Acosta.

Y agrega que son industrias de contenidos y grados de desarrollo distintos, que implican tiempos de maduración diferentes y que requieren factores de capital y de tecnología con las mismas características.

¿Eso quiere decir que en materia de desarrollo a Colombia la cogió la noche?

"No, creo que Colombia podría haber avanzado más rápidamente si hubiera profundizado en el modelo de industrialización que se delineó durante el Gobierno del ex presidenteCarlos Lleras Restrepo (1966-1970), pero eso nunca se perfeccionó y se dejó perder en los sucesivos Gobiernos".

Ese modelo apoyaba, entre otras cosas, las exportaciones no tradicionales, la diversificación de la economía y la reducción de la dependencia de sectores primarios.

Siga bajando para encontrar más contenido