Colombia aún está lejos de ser un país Triple A en inversión

‘Tenemos que ver qué otras medidas se pueden tomar del lado estructural que tengan que ver con competitividad, apertura económica y niveles de inversión que permitan una mayor trayectoria de crecimiento’, afirmó Erich Arispe.

POR:
abril 27 de 2012 - 01:22 a.m.
2012-04-27

Aunque Colombia viene haciendo la tarea bien en el sentido de organizar mejor sus finanzas públicas, de modernizar su infraestructura tan necesaria para elevar el nivel de competitividad del país y lograr un crecimiento económico sostenido, es mucho el camino que le falta para situarse al lado de las naciones calificadas como Triple A.

Es más, el esfuerzo todavía no le alcanza para mejorar su actual calificación, que si bien ya es de grado de inversión, está en el escalafón más bajo de este rango, según lo dijo Erich Arispe, director de soberanos para América Latina de Fitch Ratings.

¿Cómo están viendo hoy a Colombia?

El país está avanzando de la forma prevista.

El año pasado, nosotros le devolvimos al país el grado de inversión (junio) basados en el historial de políticas macroeconómicas prudentes y consistentes, y el aumento del país a la resistencia de choques externos bajo la crisis financiera global y el cierre del mercado venezolano, entre otros.

Vemos que los resultados del 2011 están en línea con esos criterios, con un crecimiento por arriba de lo esperado, con una inflación relativamente baja, una consolidación fiscal importante y un fortalecimiento de la parte externa.

Entonces, ¿es probable que haya una mejora en su calificación?

Colombia se encuentra en el nivel más bajo de grado de inversión y tiene mucho campo para avanzar.

El tema es cómo se puede ir solucionando uno de los temas que nosotros hemos resaltado como necesarios para que el país mejore su calidad de crédito.

Podemos hablar de una evidencia de crecimiento mayor a la tradicional, un fortalecimiento de las cuentas externas, así como una consolidación fiscal más sostenida que lleve a un menor nivel de deuda.

¿Qué peso le dan ustedes a las reformas tributaria y la pensional, que comenzarán a discutirse?

En la medida que se adopten reformas para solventar las finanzas públicas y la estructura fiscal, se puede pensar que Colombia puede alcanzar una calificación mayor.

No tenemos detalles de la reforma tributaria, pero es claro que una mayor base tributaria o ingreso para el gobierno central podría ser positivo para la calificación. De lado de la reforma pensional, dado que es un elemento que inyecta rigidez al lado del gasto, podría ser positivo, especialmente si se puede hacer más baja la carga para las finanzas centrales.

Colombia es centro de atención mundial ¿No es suficiente eso para evaluar un aumento de su nota?

Es importante distinguir entre factores cíclicos y estructurales.

Las calificaciones reflejan la capacidad de pago de un soberano (país) a través de un ciclo económico, es decir, que nosotros tenemos que estar confiados en la calificación en los ciclos positivos y negativos.

En el caso de Colombia, pensamos que, si bien se ha avanzado en reformas estructurales, todavía está por verse el rédito que le pueden dar del lado fiscal.

Tenemos que ver qué otras medidas se pueden tomar del lado estructural que tengan que ver con la competitividad, apertura económica y niveles de inversión que permitan alcanzar una mayor trayectoria de crecimiento.

¿Qué tan lejos está Colombia de ser un país AAA?

Creo que a medida que se avanza en el grado de inversión los retos de un país para seguir subiendo se hacen más grandes, porque la mejora de hoja de balance, en términos de cuentas fiscales y externas, tiene un impacto.

Estamos hablando de apertura económica, competitividad, clima de negocios, niveles de inversión, fortalecimiento institucional. Estos son factores que no se dan de un año a otro, si no que son un proceso de varios años.

TLC BIEN APROVECHADO AYUDARÁ

Según Erich Arispe, el TLC con Estados Unidos en sí no significa un factor que vaya a influir en la calificación de Colombia a corto plazo, pero si este se aprovecha de la forma adecuada, tomando las medidas adecuadas para que la economía pueda beneficiarse, no solo en el sector ‘commodities’ sino en otros tradicionales, se podría estar hablando de un crecimiento más sostenible, menos volátil y que a la larga podría tener un impacto en la calificación.

“De momento, tenemos una perspectiva estable y estamos cómodos con ese nivel de calificación, pero hay que analizar las calificaciones de forma relativa. Hay que ver el desempeño en las áreas de macroeconomía, finanzas públicas, finanzas externas y factores estructurales”, afirmó Arispe.

Carlos A. García M.

Economía y Negocios.

Siga bajando para encontrar más contenido