Colombia, país de arrendatarios: solo 49,9% de hogares tiene casa propia, según Cámara de Propiedad de la Raíz

De acuerdo con el informe, hay un rezago en la oferta de vivienda, Cali se recupera, Medellín presenta una caída en el trimestre abril-junio, mientras que Bogotá reporta las mejores cifras.

POR:
julio 30 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-07-30

La idea del presidente Álvaro Uribe Vélez de convertir a Colombia en un país de propietarios aún está muy lejos. Para el número de habitantes que tiene el territorio nacional, 42'888.592 según el Censo del 2005, la oferta de vivienda todavía es insuficiente, con el agravante de que la gente tiene problemas para acceder a un crédito hipotecario.

Esas son algunas de las conclusiones de la investigación realizada por la Cámara de Propiedad Raíz (CPR), según la cual, "el inventario de vivienda y el flujo de oferta nueva en Colombia están rezagados respecto del tamaño de la población".

De hecho, aunque existen 10'924.541 hogares y 10'070.542 viviendas, sólo 49 por ciento de los hogares (ni siquiera la mitad del total) habita en casa propia.

El arrendamiento es un fenómeno que crece a diario. Según el estudio de la CPR, a la fecha 15 millones de colombianos ocupan su vivienda bajo la figura del arrendamiento, fenómeno que crece anualmente en altas proporciones, pues hay 80 mil nuevas unidades que entran a esta modalidad del mercado inmobiliario; además, cerca de 1'130.000 contratos de arrendamiento se renuevan o firman cada año.

Parte del problema está concentrado en los precios, en la dificultad para acceder a los créditos y en las altas tasas de interés que reducen la demanda y, finalmente, terminan por bajar la oferta de vivienda.

Según Gloria Bonilla, presidenta de la CPR, "en ciudades como Bogotá hay predios para construir, pero no hay acceso a la vivienda. Con un desempleo tan alto (12,1 por ciento) y gran parte de las empresas, incluso las del Estado, vinculando a los empleados por contrato, a los colombianos les da temor endeudarse para adquirir su vivienda".

La situación es crítica, pues el crecimiento del sector inmobiliario en el país es uno de los más bajos en América Latina. En Colombia cada ciudad tiene su propia realidad. Así, la investigación de la CPR encontró que en Antioquia el área licenciada para construcción empezó a tener una caída desde noviembre del 2009 y se prolongó hasta enero de este año, mes en el cual se evidenció una ligera recuperación.

Entre tanto, en ciudades como Cali, durante los primeros cuatro meses de este año, hay un notable incremento en las licencias para construcción. "Esta capital venía en una caída desde finales del 2009. En los primeros meses de este año se registró un buen comportamiento, tanto de las licencias de vivienda como de las de otros usos", señala el estudio.

En Barranquilla sucede lo contrario. Según la CPR, el área aprobada para construcción en los primeros meses del 2010 mostró un comportamiento pobre. En marzo se registró un aumento, pero en abril volvió a caer, especialmente el licenciamiento para vivienda.

Una de las mayores reducciones en el mercado inmobiliario se presenta en el licenciamiento de vivienda de interés social, variable que en casi todas las principales ciudades del país empezó a decrecer desde el 2008, año de la crisis económica mundial, y alcanzó casi un dinamismo nulo en el 2009.

Bogotá, por su parte, es una de las ciudades que saca la cara por el sector. Según la Cámara, hay 2'140.409 predios, 99,1 por ciento de ellos urbanos.

Un 82 por ciento de estos espacios es para uso residencial y la mayor participación la tienen los estratos 2 y 3, principalmente en las localidades de Usaquén y Suba.

Siga bajando para encontrar más contenido