Colombianos, los que menos se casan en Latinoamérica

Aproximadamente el 50 % de las parejas conformadas en Latinoamérica ha contraído matrimonio.

Colombia también tiene la tasa de divorcios más baja de Latinoamérica, con apenas 0,2 por cada mil habitantes.

Archivo Portafolio.co

Colombia también tiene la tasa de divorcios más baja de Latinoamérica, con apenas 0,2 por cada mil habitantes.

POR:
agosto 01 de 2013 - 01:00 a. m.
2013-08-01

Parece que el sueño del vestido blanco es cada vez es más lejano para las personas en Colombia, quienes están eligiendo a la unión libre como el camino favorito al momento de formar su propio hogar.

Y es que mientras el 19 por ciento de las parejas en edad adulta del país han contraído matrimonio en los últimos 2 años, la cifra se dispara cuando se habla de irse a convivir, sin ningún vínculo contractual, elección que tiene 39 por ciento de incidencia.

Los citados datos, que hacen parte del Mapa Mundial de la Familia 2013, ubican a Colombia como el país que tiene el mayor porcentaje de parejas que viven juntas sin estar casadas y, también es la nación con el menor número de matrimonios en toda Latinoamérica, una región donde el promedio de nupcialidad es del 50 por ciento.

En este sentido, Costa Rica es el país latinoamericano donde las personas más se casan, seguido de Paraguay, Chile y Bolivia. En el otro lado de la balanza, el de la cohabitación, están Colombia, Perú y Nicaragua.

Las cifras son el resultado de una investigación realizada por siete instituciones educativas en el mundo (entre ellas la Universidad de la Sabana), y dan cuenta de los cambios que está teniendo esta práctica a nivel global.

IMPACTO EN EL CONSUMO

De acuerdo con Camilo Herrera, presidente de Raddar, el bajo número de parejas que deciden casarse en Colombia tiene mucho que ver con las repercusiones económicas que genera establecer el vínculo de forma legal (bien sea mediante una ceremonia civil o religiosa), ya que, de acuerdo con el experto, los gastos que implica la formalización de la relación hacen pensar a más de uno si es o no conveniente hacerlo e invertir una suma considerable de dinero en ello.

Por su parte, Ana Margarita Romero, directora del Instituto de la Familia de la Universidad de la Sabana, dice que, más allá de la capacidad adquisitiva de los contrayentes, el bajo porcentaje de matrimonios tiene que ver con la falta de compromiso de los colombianos, quienes tienen temor a un vínculo que perdure en el tiempo.

Adicionalmente, Romero sostiene que esta decisión, además de modificar la conformación de las familias en el país, también tiene un impacto negativo sobre la economía nacional, ya que “hay estudios que muestran cómo una familia establecida es un agente que consume de manera estable y le aporta a la economía. Son personas que compran seguros, buscan incrementar su capacidad adquisitiva como grupo y, por ende, aportan al crecimiento de un país”.

En este aspecto, la vocera citó un estudio realizado en Estados Unidos por el Social Trends Institute, en el que se encontró que las personas casadas invierten más dinero en segmentos como la puericultura, la alimentación, la salud, el menaje del hogar y seguros de vida que quienes permanecen solteras.

Por otra parte, cabe resaltar que el estudio citado por Romero indica que Colombia tiene 0,2 divorcios por cada mil habitantes, la tasa más baja en toda la región.

Finalmente, aunque en Latinoamérica el número de personas que optan por el matrimonio ha venido disminuyendo, no es el caso de todo el mundo.

De hecho, en regiones como Medio Oriente, Asia y Europa Oriental esta institución sigue siendo la regla.

Asimismo, Egipto (80 por ciento de incidencia), India (77 por ciento) y Turquía (61 por ciento), son las naciones en el mundo donde las personas más se casan.

MADRES SOLTERAS POR INICIATIVA PROPIA

En cuanto al número de hijos, África Subsahariana es la región con la tasa de natalidad más alta (de 2,5 a 5,5 hijos por mujer). Por su parte, Europa Oriental está en el caso completamente contrario, pues cada madre tiene apenas entre 1,4 y 1,5 descendientes.

En este aspecto, los investigadores indagaron respecto a la visión de las personas sobre las mujeres que deciden ser madres solteras por iniciativa propia.

Fue así como encontraron que el 40 por ciento de los consultados en América las respalda, cifra que contrasta con el resultado de Egipto y Jordania, donde solo llega al 2 por ciento.

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido