Comience la vida laboral muy a la moda

El cambio de imagen se ha convertido en un tema diario y no sólo en el mundo de la farándula, de las estrellas de cine o de las reinas de belleza.

POR:
abril 29 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-04-29

Se podría decir que para las empresas es un tema de suma importancia exigir que la apariencia sea vital a la hora de contratar a los nuevos aspirantes. Esto crea entre los jóvenes inseguridad, porque lo más común es que no estén conformes con su apariencia. ¿Qué me pongo? ¿Cómo transmitir que soy alguien seguro y especial? Muchas veces nos sentimos intelectualmente preparados para lograr ese trabajo, pero físicamente creemos fallar, sobre todo en el tema de la moda. La moda es un muy buena aliada en estos casos y es por eso que debemos saber qué usar y cuándo. Nada es más efímero que la moda, dirán muchos. Todo depende del ojo que se tenga para saber ver e invertir en el vestuario porque una buena cartera, que tal vez hallamos heredado de la abuela o la mamá, puede ser una pieza indiscutible a la hora de un look definitivo. Escoger prendas de otras épocas es clave en la tendencia de hoy, como las blusas de encaje, las arandelas fruncidas (ruches) en suéteres y faldas, y los sacos y abrigos con grandes botones. Si tenemos estas joyas guardadas es el momento de sacarlas del clóset,pues todo lo que nos remonte a los 40, 50 y 60 está de moda. Para las jóvenes ejecutivas, que se estrenan en este campo, aquí van unos consejos. El pantalón masculino está a la orden del día para todos los momentos. Vestir como ellos es clave para estar con el look de la temporada. El abrigo fue la prenda ganadora de las pasarelas de invierno, y con este clima, van muy bien. A la altura de la rodilla (el largo Chanel), recto, sobrio y muy elegante gracias a los diferentes tonos. El traje de chaqueta es perfecto. Es el pasaporte de la mujer dinámica. Protege, iguala y al mismo tiempo rivaliza. Pieza imprescindible, analizando lo que más nos convenga en precios, para poder trabajar diez horas diarias o más con un traje multifunsional que permita verse siempre casual y femenina. El color definitivamente es el negro. Es la respuesta a la elegancia cuando duden en cómo se verán mejor, con él no hay pierde, es un básico que va a servir siempre. Lo pueden combinar con camisas de colores fuertes, teniendo en cuenta la blanca, simple, neta, limpia, qua aclara las facciones y endulza los gestos. EL SELLO PROPIO El jean puede ser tanto deportivo como sofisticado. Se mimetiza de acuerdo con el oficio que se desempeñe y va madurando con nosotros mismos. Se puede volver una prenda elegante en el trabajo si se sabe combinar con una chaqueta. La falda larga es el pasado reinventado. No es ideal para ir al trabajo, pero es una prenda clave para sentirse romántica. Los detalles cambian todo según si es de día o de noche: unas pulseras, una flor en la solapa, una pashmina, un sombrero, los collares largos… Los accesorios son la respuesta a una individualidad que buscamos siempre, son nuestro sello. Si somos ejecutivas, la maleta de trabajo debe ser muy especial. Las carteras vienen de grandes tamaños para cumplir las dos funciones: cartera-maletín, incluido el computador. Especial para PORTAFOLIO

Siga bajando para encontrar más contenido