Compañía Colombiana de Inversiones desenreda sus apuestas en el país

Por redireccionamiento estratégico, la Compañía Colombiana de Inversiones decidió en 2007 iniciar plan para focalizar cerca del 80% de su portafolio en firmas de energía y generación de electricidad.

POR:
agosto 30 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-08-30

Guardadas las proporciones la compañía se parece a Ecopetrol que para expandirse en el negocio petroquímico ha realizado en los últimos 19 meses adquisiciones  por 2.850 millones de dólares. Colinversiones concretó    cuatro 'movidas' por alrededor  475 millones de dólares.

Igualmente, esta empresa es para algunos analistas uno de los 'gallos tapaos' que estaría estudiando la compra de la poderosa Isagén que vale alrededor de 3 billones de pesos y pondrá en venta el Gobierno. Además, es uno de los cinco generadores de electricidad del país, con una capacidad instalada de 475 megavatios.
  
A nivel consolidado, los ingresos anuales de la Compañía Colombiana de Inversiones (Colinversiones) en el negocio de energía  y otros  ascienden a cerca de 725.000 millones de pesos, lo que la ubica como la compañía número 55 más grande del país, si se toma en cuenta las que reportan su balance anual a la Superintendencia de Sociedades.   

Como parte de su plan estratégico, Colinversiones también ha creado, intercambiado o adquirido el control, entre otras empresas, de Merieléctrica S.A., Meriléctrica S.A. & Cía. S.C.A., Compañía Colombiana de Energía (CCE), Hidromontañitas S.A., Generar S.A. y Termoflores. 

Ahora, para simplificar la estructura accionaria y centralizar su contabilidad, la junta directiva ha decidido proponerles a sus accionistas una fusión, mediante la cual  Colinversiones absorbería dichas compañías. La reunión extraordinaria de socios está prevista para el próximo 22 de julio en Medellín donde se analizarán los cambios.

A 'motu propio', pues está dentro de sus facultades estatutarias, la junta directiva de Colinversiones además decidió liquidar voluntariamente las holdings Inversiones Energéticas CCI, de Estados Unidos, SPV TF Limited y  TLC International LDC.

Estas  firmas están domiciliadas en el extranjero y fueron creadas por Colinversiones como parte del plan para crecer en el sector energía, por lo que las controla directa e indirectamente.

La anterior transacción precisa, no obstante, que adquiera, por 54,5 millones de dólares, 110.000 millones de pesos,  la participación accionaria que  TLC International  posee en CCE.

Según el presidente de Colinversiones, Juan Guillermo Londoño Posada, la fusión con las cinco compañías antes mencionadas no implicará reducción de nómina sino que  la planta de personal de las firmas absorbidas pasará a la matriz, en lo que jurídicamente se conoce como sustitución patronal. 

Las sociedades que pretende liquidar Colinversiones en el exterior no tienen personal sino la titularidad de participaciones accionarias y activos que pasarán bajo control directo. 
 
En 2008, también como parte del objetivo de concentrarse en energía, Colinversiones absorbió a las firmas Inversiones e Industria S.A., Antioqueña de Inversiones S.A. y Compañía Nacional de Inversiones Ltda. y a cambio recibió Merieléctrica, empresa que opera  una central térmica en Barrancabermeja con una capacidad de 169 megavatios.

El directivo agrega que la nueva fusión, la adquisición de CCE y la liquidación voluntaria de las tres sociedades extranjeras son operaciones además  encaminadas, entre otros objetivos, a centralizar los ingresos en Colinversiones; buscar una mayor eficiencia operacional, administrativa y financiera; mejor control de  riesgos;  consolidación de los negocios de energía directamente en la matriz;  mejor comprensión de los resultados financieros por parte de los actuales y potenciales inversionistas extranjeros nacionales y foráneos.  

Capital para Termoflores

Además, con el fin de continuar con la ejecución del proyecto Flores IV, la junta directiva de Colinversiones acaba de decidir la capitalización de  Termoflores, filial de esa empresa,  hasta por 72 millones de dólares, 144.000 millones de pesos.

Esta generadora eléctrica se encuentra ubicada en Barranquilla y fue adquirida por Colinversiones en 2007. Aunque tiene una capacidad de 441 megavatios, adelanta un plan, Flores IV, para ampliarse en 169 megavatios adicionales.

Asimismo, Colinversiones anunció que constituirá  un patrimonio autónomo con títulos de renta fija de alta liquidez o equivalentes  cuyos rendimientos  garantizará como mínimo el 110 por ciento de sus obligaciones actualmente vigentes con el sector financiero  que ascienden a 300 millones de dólares, 600.000 millones de pesos.

Socio 'duro'

Aunque el 59,8 por ciento de la propiedad accionaria de Colinversiones está 'atomizado' entre cerca de 5.300 inversionistas nacionales y extranjeros, el mayor propietario individual de la compañía es Cementos Argos, con 40,1 por ciento.

Esta última empresa pertenece al Grupo Empresarial Antioqueño (GEA), el conglomerado privado más grande del país y entrelazado accionariamente entre sí para blindarse de la  pérdida de control.

No obstante, los directivos del GEA no aceptan esta denominación por que si bien sus fundadores fueron empresas 'paisas' hoy poseen socios originarios de otras partes del país y el extranjero.  

Aún así, la cementera entró como accionista de Colinversiones entregándole la propiedad de Merieléctrica a esa compañía, en una operación de intercambio valorada en 112 millones de dólares.

Ello como parte de la decisión del GEA de concentrarse en el propio sector cementero, servicios financieros, como banca, seguros, salud, AFP y alimentos procesados.

Aunque para algunos analistas el GEA no se retiró con esa operación del todo del negocio de energía y cogeneración de electricidad porque obtiene réditos a través de los dividendos de Colinversiones y de paso se asegura proveedores   directos e indirectos de insumos cuando no alcanza a suplir sus necesidades con plantas propias de cogeneración o los minoristas de servicios  públicos.

El conglomerado antioqueño también ha decidido conservar minas de carbón que le proveen insumos para la operación y fabricación en sus plantas de cemento. 

Actualmente Colinversiones solo posee el 53 por ciento del valor de su portafolio en energía y cogeneración, pero  espera que con desinversiones el sector hotelero y nuevas inversiones logre en pocos años su objetivo del 80 por ciento. También es accionista de la Bolsa de Valores de Colombia, empresas de seguridad industrial y el Grupo Suramericana de inversiones.  

Siga bajando para encontrar más contenido