Competitividad, una carrera de todos contra todos

Competitividad, una carrera de todos contra todos

POR:
septiembre 30 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-09-30

Hace algo más de dos años, el 23 de junio del 2008, el Conpes recogió la visión de la Comisión Nacional de Competitividad (CNC) fijada un año atrás: en el 2032, Colombia será uno de los tres países más competitivos de América Latina. La mirada se puso 24 años adelante y el 2020 puede considerarse como una meta volante o, como dijo el vicepresidente del Consejo Privado de Competitividad (CPC), Marco Llinás, un año que está en mitad de camino de la meta del 2032. En el informe de competitividad global para el 2010 del Foro Económico Mundial (FEM), Colombia ocupó el puesto 68 entre 139 países, una ganancia de un escalón frente al 2009, y el puesto octavo en América Latina, lo que evidencia el reto enorme que tiene que superar para lograr lo señalado. Lo claro, dice Llinás, es que Colombia le está apuntando a estar en las grandes ligas en materia de competitividad y, a pesar de los avances, aún falta un camino largo por recorrer. “En el índice del FEM todavía tenemos muchos países de América Latina por encima de nosotros”, dijo. Para Mauricio Reina, investigador de Fedesarrollo, dentro de 10 años la competitividad colombiana será mejor que la de hoy, pero con rezagos importantes en áreas como la infraestructura y el capital humano (educación y mercado laboral). Las ganancias en competitividad también son perseguidas por los demás países, ya que, como advierte Llinás, esto es una carrera en la que todo el mundo también trata de superar al otro. Teniendo en cuenta la meta del 2032, Rosa Quintero, magister en ciencias económicas de la Universidad Nacional, de donde es docente, al igual que en la Universidad Javeriana, espera que para el 2020 Colombia haya avanzado por lo menos a un cuarto lugar. Juana Téllez, economista Jefe del Bbva Colombia, coincide con los tres expertos en que existen retos muy importantes en el corto plazo para que Colombia presente mejoras en competitividad en 2020. La competitividad del país, agrega, depende de temas que necesitan políticas públicas de largo plazo, cuyos resultados se notan después de varios años. La infraestructura, cada vez mejor Entre el elevado número de retos que deben superarse para que, dentro de 10 años, Colombia haya escalado varios puestos en la carrera de la competitividad, sobresale el de la infraestructura de transporte y logística. Ya lo observó Mauricio Reina y lo enfatiza Juana Téllez: “los rezagos en infraestructura son muy grandes. Una mejora en competitividad se dará en la medida en que se proyecten y estructuren bien las obras que ayudarán a cubrir ese retraso”. A ello, Rosa Quintero suma la débil articulación entre los diferentes actores que actúan en la cadena de infraestructura y logística; vacíos institucionales en el tema de competencia, corrupción, altas cargas tributarias y problemas de burocracia. Queda claro, entonces, que buena parte de la competitividad que registre el país en el 2020 dependerá de lo que se logre en infraestructura, a lo que Marco Llinás agrega la imperiosa necesidad de contar con un aparato judicial eficiente, pues, dijo, si hay algún elemento que nos golpea fuertemente en los indicadores del FEM en competitividad es el tema institucional, que incluye justicia. Colombia, recordó, tiene uno de los sistemas judiciales más ineficiente del mundo, o por lo menos con los países con los que nos comparamos. La justicia es un tema crítico para incrementar nuestra competitividad, porque es una de las precondiciones que considera un potencial inversionista al momento de decidir si invierte o no en el país. Para el 2020, Colombia tiene que haber avanzado significativamente en su transformación productiva. De acuerdo con Quintero y Llinás, este proceso implica apostarle a nuevos productos o a escalar en la cadena de valor de los que ya se producen (ver gráfico). El programa de transformación productiva que lidera el Ministerio de Comercio, observa Llinás, es un gran esfuerzo dentro de un proceso mucho más amplio de transformación productiva, que debe tener en cuenta las apuestas de las regiones y que no necesariamente coinciden con los 12 sectores con los que está trabajando la cartera de Comercio.7 países latinoamericanos estuvieron por encima de Colombia en el escalafón del 2010. " En el 2020 se espera haber avanzado, por lo menos, al cuarto lugar en competitividad. Para lograrlo, debe haber una institucionalidad fortalecida, un entorno macroeconómico adecuado, regulación eficiente y normas simplificadas”. ROSA QUINTERO, DOCENTE U. NAL.ANDRUI

Siga bajando para encontrar más contenido