Los concesionarios exhiben todos los 'juguetes'

En el sector automotor muchas cosas han cambiado durante los últimos cinco años, pero las más importantes son, indudablemente, la forma de vender, de exhibir y de servir, factores que se han sometido a una dura competencia, en la que el principal objetivo es aumentar las ventas y ganar clientes para toda la vida.

POR:
septiembre 28 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-09-28

Los concesionarios muestran un gran afán por hacer una mejor presentación de sus productos y de sus instalaciones. “Actualmente se ha dejado el temor a exteriorizar las vitrinas y de no apilar o congestionar el escenario de carros. Pero también se ha aprendido a destacar uno de los modelos en los ‘puntos calientes’, como se les conoce en el medio, el cual se acondiciona con algunas plataformas e iluminación”, dice el arquitecto Felipe Sanint, de la firma Sanint Asociados. Sin embargo, no descuidan detalles como la buena ubicación (es la fórmula para alcanzar el éxito), una excelente señalización o emblema que pueda crear recordación en las personas que pasen por el lugar; el manejo del panaflex o base lumínica fluorescente; el uso de algo que distinga a ese concesionario en especial (ahora se usa un elemento arquitectónico diferenciador); la excelente adecuación de la recepción y, por supuesto, no puede faltar un óptimo servicio, en toda su extensión”, agrega Sanint.

Siga bajando para encontrar más contenido