Cómo conducir en el largo plazo

La empresa Zildjian, con sede en Norwell, Massachusetts, es la principal fabricante de címbalos del mundo, y la firma familiar de más antigua data en E.U.

POR:
junio 30 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-06-30

Fundada en Turquía en 1623 por el alquimista Avedis Zildjian, la empresa, que obtuvo en el 2006 ingresos por 52 millones de dólares, está ahora administrada por una descendiente de la decimocuarta generación, Craigie Zildjian, quien reemplazó a su padre en 1999. Hablamos con Zildjian acerca de los desafíos de liderar hacia el futuro la compañía. ¿Cuál es el secreto de mantener una empresa de siglos de antigüedad en condiciones óptimas? Muchas de las cosas que hacemos es lo que debe hacer cualquier compañía, ya sea que piense en el próximo año, o dentro de 100. Nos guían nuestros valores centrales: una continua mejora de la calidad, innovación, artesanía, colaboración con el cliente y fortalecimiento del rol de los empleados para que tengan más poder de decisión. Evitamos todo tipo de complacencia, y volvemos a invertir las ganancias en la compañía. No tenemos una fórmula secreta para nuestra estrategia. Simplemente, se trata de continuar con buenas prácticas de administración. ¿Cómo equilibra el temor de ser ‘el Zildjian que vendió el negocio’ con la necesidad de asumir riesgos? La mejor manera de arruinar el negocio sería cesar de actuar de manera innovadora o negarnos a asumir riesgos. Controlamos alrededor del 65 por ciento del mercado de los címbalos a nivel mundial, pero debemos defender ese sector. Hay feroces competidores. Por ejemplo, creamos un címbalo con capa de titanio, y lo vendimos en una edición limitada. Fue un riesgoso proyecto de investigación y desarrollo, pero recompensó nuestros esfuerzos. ¿De qué manera el legado de Zildjian afecta los planes de sucesión? Tuvimos una destructiva rivalidad entre hermanos en la generación de mi padre, y queremos evitar que eso vuelva a ocurrir. Nos reunimos como familia cada trimestre, a fin de ventilar cualquier asunto familiar. Eso contribuye a no contaminar la empresa con problemas personales.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido