Las copas apropiadas para servirlo con estilo

Según el crítico de vinos José Rafael Arango, para cada vino hay una copa apropiada. Y hay tres puntos básicos que hay que saber: *Las copas de boca más ancha son para vino tinto. El vino mejorará a mayor contacto con el oxígeno.

POR:
diciembre 22 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-12-22

*Las copas de boca cerrada son para vino blanco. A menor contacto con el oxígeno contendrá mejor sus aromas. *La copa flauta o larga es para vino espumoso, así se conserva mejor su característica burbujeante. Al servir vino, lo que se quiere lograr es que ‘entre por los ojos’ y que su aroma penetre por la nariz, por lo tanto la copa es muy importante. Hay que fijarse en varios puntos clave: * Que las paredes de las copas sean delgadas, incoloras, transparentes, para poder apreciar bien el color del vino. Evite las de colores. *Seleccione copas que permitan servir una cantidad razonable de vino, sin que se sobrepase los dos tercios de su capacidad. * El tamaño ideal debe permitir que el líquido pueda rotar al mover la copa en forma circular, de manera que admita el ingreso del oxígeno en el vino sin riesgo de salpicar. *El pie de altura o tallo debe tener mínimo 4 cm, para poder sujetar la copa sin tomarla por su cuerpo, lo cual es inadecuado porque calienta el vino e impide apreciar su color. * La limpieza es de suma importancia. Las copas deben estar impecables. Para eso, conviene lavarlas con agua muy caliente sin detergente.

Siga bajando para encontrar más contenido