Corea, aliado para entrar a la cuenca del Pacífico

Corea del Sur apoya el ingreso de Colombia al Foro de Cooperación Económica del Asia Pacífico (Apecc), con los beneficios comerciales que significa poder entrar en economías con crecimientos anuales del siete por ciento, como Japón, China, Corea o Singapur, y que por esta razón concentran un elevado poder adquisitivo.

POR:
marzo 30 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-03-30

“Las ventajas se multiplican más al aprovechar la posición geográfica de Colombia”, dice el embajador de Corea en nuestro país, Guido Song, quien lamentó que desde hace 10 años se hubiera manifestado la intención de pertenecer a ese grupo y finalmente no se hubiera hecho. El embajador Song, en entrevista con PORTAFOLIO, se refirió a otros temas de interés, como el milagro económico que sufrió Corea, al lograr vencer los índices de pobreza de la década de los 50 y 60 para convertirse hoy en una de las economías más pujantes de Asia. También, al tema internacional y a las relaciones con Corea del Norte. ¿Qué opina del ingreso de Colombia al Apecc? Corea del Sur apoya el ingreso de Colombia a este instrumento multilateral. Hace 10 años nació el Apecc y, en ese entonces, Colombia tuvo toda la oportunidad de ingresar, pero no lo hizo, hoy ya pasó una década y ahora volvió a insistir en este propósito. Para Colombia sería muy positivo pertenecer a este Foro, porque las mercancías que cruzan el Pacífico son de proporciones gigantescas frente a las que se van por el Atlántico. Desde los años ochenta, la balanza comercial comenzó a ser más fuerte en el Pacífico. Colombia tiene que aprovechar su posición sobre el Pacífico, mucho más si tiene en cuenta el poder adquisitivo que tienen millones de personas en China, Japón, Corea y Singapur, pues son países con un promedio de crecimiento de sus economías del 7 por ciento. Países latinoamericanos como México, Chile y Perú, ya son miembros de este exclusivo ‘club de comercio’. ¿Cómo Corea del Sur superó la pobreza luego de la guerra? Corea ha vivió un milagro económico luego de una guerra que duró tres años (1950-1953), que significó una pérdida en vidas humanas de un millón de personas y que arrasó por completo la industria. En 1964, los coreanos tenían un ingreso per capita, por año, de 100 dólares, lo que demostraba que era uno de los países más pobres; en el 2005, el indicador ascendió a 17.000 dólares y en el presente año está ubicado en 20.000 dólares. El milagro consistió en el esfuerzo, en el trabajo de la gente. El segundo factor fue un cambio de mentalidad que influyó en la reforma económica del país gracias a ese nuevo ‘espíritu’ de los coreanos que se comenzó a gestar en los años 60 y a rendir frutos en la década de los 70, cuando se produjo una especie de ‘epidemia’ de sí se puede hacer, y se dedicaron a construir un país mejor; se fijaron nuevas metas y se fortalecieron los sistemas educativos, al punto de que no tiene analfabetismo porque hasta en los tiempos de guerra todos los niños asistieron a la escuela. La capacitación está en primer lugar y en todas la familias. La política económica instaurada a través de los diferentes gobiernos dio énfasis total a las exportaciones; desde las décadas de los 60, 70 y 80 se establecieron todos los acuerdos comerciales para exportar, de tal manera que se importaba la materia prima y se exportaban productos terminados. Entre tanto, en América, siguiendo las políticas de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) se hablaba de la sustitución de las exportaciones con el resultado que ahora se aprecia, de creación de barreras comerciales llevada al punto de aislar a los países. ¿Cómo contribuiría Corea del Sur al desarrollo de Colombia? A través de la cooperación y de enseñar la experiencia que logró sacar a Corea del Sur de la pobreza, siguiendo un modelo basado en la exportación y la apertura de las fronteras. Aquí cuentan con un potencial en recursos energéticos y naturales que vale la pena explorar. Pero, sobre todo, lo que observo es que con la voluntad de los colombianos se pueden lograr cambios radicales, con unas metas definidas pueden alcanzar el desarrollo a unos 30 años. ¿Cómo observa el freno de la carrera armamentista de Corea del Norte? Es un signo muy bueno, muy esperanzador para Asia del este. Luego de la prueba de la bomba atómica practicado el año anterior, que ha sembrado una alarma internacional muy grande, hace poco acordaron que Corea del Norte desmantelara sus armas atómicas a cambio de petróleo. En realidad, desde el 19 de septiembre del 2005 se viene insistiendo en desmantelar los factores nucleares. Vale la pena recordar que después de la guerra no existe todavía un pacto de paz entre Corea del Sur y Corea del Norte, sino que tienen un acuerdo de cese al fuego. En este escenario, nuestro país sigue considerando importante firmar la paz para lograr una distinción de las relaciones entre ambas naciones. Los socios económicos sin fronteras Las relaciones comerciales entre Corea del Sur y Colombia están creciendo a un ritmo del 40 por ciento desde hace cuatro años, a pesar de no contar con un acuerdo bilateral o un tratado de libre comercio. Esa nación exportó a Colombia 300.000 millones de dólares y en el año 2006, las exportaciones acumuladas hasta noviembre, de Colombia hacia Corea, alcanzaron 194 millones de dólares. La situación actual demuestra que Corea del Sur aumenta diariamente su intercambio comercial con muchos países del mundo, pero igualmente América Latina es una de las regiones que más está penetrando en Asia, y desde hace unos tres años para acá los negocios entre países de las dos regiones llegan a un 25 por ciento. Hasta noviembre del 2006, en Colombia y, de acuerdo con datos del Ministerio de Industria y Comercio, las importaciones habían alcanzado 709 millones de dólares, convirtiéndose Corea en el séptimo país que más envía productos a Colombia, por encima de tradicionales socios comerciales como Ecuador y Alemania. Las cifras indican que en el 2005, Corea fue el noveno país dentro de la lista de los que más exportaron a Colombia, con 506 millones de dólares. Durante ese mismo periodo Colombia exportó a Corea del Sur bienes y servicios por 137 millones de dólares, es decir en ese año la balanza fue deficitaria para Colombia en 369 millones de dólares. Los principales productos que importa Colombia desde Corea del Sur son vehículos automotores, polietileno, lavadoras, repuestos para automotores, neveras y llantas. Colombia exporta a ese país, principalmente, ferroníquel, 68 por ciento; café sin tostar, 11 por ciento; cobre, 12 por ciento; y azúcar en bruto, 3 por ciento. COOPERACIÓN Entre Colombia y Corea no existen acuerdos comerciales sino de entendimiento para intercambio de información y tecnología. Dentro de los de tecnología, los gobiernos de ambos países firmaron un convenio para impulsar el uso de tecnología aplicada a la educación y para promover el intercambio de expertos. Así, Corea apoya el desarrollo de contenido interactivo para el sitio Web estatal: colombiaaprende.edu.co con la colaboración de investigadores y universidades del país sudamericano, según lo informó Kotra, oficina comercial de la Embajada de Corea del Sur.ASÍ ESCorea es una país del tamaño del departamento del Meta (Colombia), con un 70 por ciento de su territorio montañoso en donde viven 48 millones de personas. Carece de petróleo, de ferroníquel y tiene que importar el 80 por ciento de los alimentos que consume.

Siga bajando para encontrar más contenido