Coronado el nuevo Juan Valdez

Después de 37 años, Carlos Sánchez entregó su mulera, su carriel y su sombrero a Carlos Castañeda Ceballos, quien en adelante representará a Juan Valdez.

POR:
junio 30 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-06-30

Castañeda, es un pequeño caficultor del municipio de Andes en Antioquia. Tiene una finca de cuatro hectáreas donde hay plantados 7.000 palos de café que producen 20 cargas al año, que le dejan nueve millones de pesos anuales. El nuevo Juan Valdez, es un hombre de pocas palabras, tiene 39 años y está casado hace 16 años con Dora Helena Bedoya con quien tiene tres hijos. En su primera rueda de prensa, Castañeda reconoció que apenas está comenzando su preparación, para esta difícil labor que es reemplazar a Sánchez pero “tengo el corazón y las ganas para hacer las cosas bien”, dijo. Sin embargo, considera que su nueva labor no será muy difícil, ya que él simplemente representará a los campesinos colombianos, que “son gente humilde y trabajadora”. Paradójicamente, Castañeda cuando era pequeño soñaba con ser abogado, pero ante las dificultades económicas que vivía su padre (pues era una familia con 10 hermanos) optó por aprender sobre el cultivo de café. Justamente, ese carisma de cafetero, su naturalidad y el liderazgo en su región fueron las características que lo llevaron a ser escogido como el nuevo Juan Valdez. Según el Gerente general de la Federación Nacional de Cageteros de Colombia, Gabriel Silva, en el proceso de selección del nuevo ícono cafetero se invirtieron 900 millones de pesos. Su primera aparición en el exterior será el próximo 20 de julio en alguna capital mundial, para celebrar el ‘Día de la Independencia’ colombiana. Silva explicó que Castañeda tendrá dos suplentes, los cuales no fueron mostrados públicamente, y sólo asumirán el papel de Juan Valdez, en caso de que el original se enferme o haya algún impedimento. Castañeda montó por primera vez en avión el pasado 18 de mayo cuando viajó a Bogotá para realizar las últimas pruebas. Aquí conoció a los otros 29 aspirantes a quienes les pidió sus autógrafos en una camiseta blanca, para tener un recuerdo del proceso. Sabe que en adelante, su vida rural, dará un giro contundente, pues pasará varias horas sentado en un avión viajando de un país a otro. “Afortunadamente mi esposa y mis hijos me han entendido y me van a seguir apoyando en este proceso”, dijo Castañeda. Ayer fue su primera sesión fotográfica luego de conocerse públicamente su elección. Se tomaron 650 fotografías con periodistas, invitados especiales y dirigentes cafeteros del país.

Siga bajando para encontrar más contenido