Crecen remesas desde E.U.

De acuerdo con la balanza de pagos del Banco de la República, entre enero y marzo de este año entraron 1.141 millones de dólares, 20 por ciento más que lo registrado en el mismo período del 2007.

POR:
junio 30 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-06-30

Un efecto contrario al esperado presentaron los ingresos por remesas que enviaron los colombianos en el exterior en el primer trimestre de este año.

De acuerdo con la balanza de pagos del Banco de la República, por este reglón, entre enero y marzo del 2008, entraron 1.141 millones de dólares, 20 por ciento más que lo registrado durante el mismo período del 2007 (950 millones). La variación fue de 191 millones de dólares.

Según los expertos del Emisor, la crisis hipotecaria en los Estados Unidos aún no ha pegado de manera fuerte a las remesas enviadas por colombianos, debido a que, en su gran mayoría, se desempeñan en trabajos diferentes a la construcción. A eso hay que sumarle que el mayor número de giros proviene de Europa (45 por ciento), especialmente de España (40 por ciento), y que al hacer la conversión el euro tiene una marcada ganancia en diferencial cambiario frente al dólar.

Pese a esto, se estima que a partir del segundo trimestre la tasa de crecimiento de las remesas comience a desacelerarse considerablemente como consecuencia de la posible recesión en Estados Unidos y desde luego, después de julio del 2010, por los primeros efectos de la ley que endurece las medidas contra inmigrantes ilegales en Europa.

El comportamiento de las remesas en Colombia contrasta, particularmente, con el panorama en el resto de América Latina. En una encuesta realizada en febrero de este año a 5.000 latinoamericanos en los 50 estados y el distrito de Columbia (E.U.) se encontró que sólo 50 por ciento de los sondeados todavía envía dinero periódicamente a sus familias. En una encuesta similar en el 2006, el 73 por cierto había respondido de forma positiva.

La explicación de Donald F. Terry, gerente general del Fondo Multilateral de Inversiones (Fomin) del Banco Interamericano de Desarrollo, organización que encargó la encuesta, es que "las remesas desde los Estados Unidos a América Latina habían estado creciendo gradualmente desde el año 2000, a medida que un mayor número de inmigrantes enviaba más dinero, pero en los últimos meses ese patrón cambió dramáticamente".

Ricardo Bonilla, coordinador del Observatorio de Coyuntura Socioeconómica de la Universidad Nacional coincide con los pronósticos del Banco de la República y vaticina que al final del 2008 los ingresos por remesas se reducirán frente a lo registrado en este primer trimestre del año.

Siga bajando para encontrar más contenido