Crecimiento del PIB, clave para subir calificación de Fitch

Un experto de la calificadora dice que el camino de ingreso de Colombia a la Ocde puede ayudar a la nación a mejorar algunas debilidades relativamente estructurales.

Erich Arispe / Analista internacional de la política crediticia colombiana de la calificadora Fitch.

Archivo Particular

Erich Arispe / Analista internacional de la política crediticia colombiana de la calificadora Fitch.

POR:
junio 28 de 2013 - 12:35 a.m.
2013-06-28

Una que otra reforma económica será necesaria en el país antes de alcanzar la meta de llegar a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde) y obtener una mejor calificación por parte de la firma Fitch, según el analista internacional de la política crediticia colombiana de la calificadora, Erich Arispe.

En el tema tributario, aunque no se necesitarán más impuestos, sí habrá que conseguir nuevos recursos. Y, definitivamente, se requiere un mayor crecimiento económico.

No solo para el ingreso a ese club de países con buenas prácticas, sino para el mejoramiento de la calificación crediticia.

“La invitación a Colombia, de parte de la Ocde, para iniciar negociaciones de ingreso a la organización multilateral, representa un paso positivo que podría impulsar esfuerzos en el área de reformas económicas y políticas a favor del crecimiento”, señala Erich Arispe.

¿Qué reformas económicas estima que requiere el país para mejorar?

Esa decisión es prerrogativa del Gobierno, pero, desde nuestra perspectiva, teniendo en cuenta que Colombia está en el grado de inversión, vemos que el proceso de ingreso de Colombia a la Ocde puede ayudar a la nación a mejorar algunas debilidades relativamente estructurales.

Cuando analizamos un país, lo hacemos en relación con otro que tiene una calificación similar. En Colombia, los tres aspectos que señalamos del lado estructural serían: una mejora o mantenimiento de los avances que se han hecho en términos de la flexibilización del mercado laboral y reducción de la informalidad; mejora en el proceso de implementación de la inversión pública, especialmente de proyectos de infraestructura.

También sería deseable avanzar en el fortalecimiento de las cuentas fiscales, especialmente ver la forma de aumentar la base de ingresos del Gobierno.

¿Cómo ven las posibilidades de crecimiento económico?

Colombia puede volver a retomar un crecimiento económico que esté cercano a su potencial. Desde el año pasado hubo una desaceleración de la economía y esperamos que se tomen las medidas para volver a crecimientos entre 4,5 y 5 por ciento.

¿Qué sucedería si el país tuviera necesidad de incrementar su deuda en el exterior?

No es un escenario que estemos considerando, ya que en los últimos dos años se han aplicado una serie de políticas para evitar que se acumulen las presiones a la apreciación del peso colombiano. Una de esas herramientas es reducir los niveles de endeudamiento externo y priorizar el financiamiento en el mercado doméstico.

Tomando en cuenta esta opción de política económica, no es probable que el Gobierno incremente su endeudamiento externo de forma significativa en los próximos años.

¿Si usted dice que los ingresos del Estado son bajos, significa que una de las reformas que se requieren tiene que ver con impuestos?

Es el tema sobre el cual se debe abrir la discusión. Yo creo que no se trata de subir impuestos, sino de hacer más eficiente el sistema tributario, ampliar la base tributaria para que el Gobierno tenga mayor flexibilidad del lado fiscal.

En el país, los analistas estiman que se necesita aumentar los ingresos tributarios en al menos dos puntos del PIB. ¿Es ese el monto requerido para estar en mejor condición?

El incremento del ingreso combina mejoras en ciertas áreas que no necesariamente pueden dar un valor numérico. Ser más eficiente con los ingresos no implica que haya que generar recursos para que el déficit, de 2,3 %, quede en cero.

Es más bien hacer más eficiente el gasto, seguir el camino de las metas fiscales ya trazadas en los anteriores dos años. En fin, el reto es cómo hacer que las cuentas fiscales tengan una base de ingresos más amplia.

¿Tenemos chance de mejorar la calificación crediticia con Fitch?

Fitch tiene a Colombia con una calificación BBB- con perspectiva positiva.

Fue asignada en el mes de marzo de este año y está relacionada con la mejora en los indicadores de deuda, lo mismo que las cuentas externas de Colombia.

Esto significa que el país está aumentando su capacidad de resistir choques externos.

Para aumentar o subir la calificación de Colombia estamos esperando ver que este proceso de fortalecimiento de las cuentas fiscales y de las cuentas externas continúe, ya que Colombia es un exportador de materias primas y, si comparamos al país con otros similares, vemos que sus cuentas fiscales y externas no son de las más fuertes.

Hay campo para mejorar en ese aspecto.

Martha Morales M.

Economía y Negocios

Siga bajando para encontrar más contenido