Crédito en el país avanza a paso más lento, afirma el Banco Mundial en informe sobre flujos mundiales

Pese a que la crisis financiera global tiene su origen en las grandes multinacionales bancarias, éstas han reducido menos su oferta de crédito dentro de Colombia, que los establecimientos nacionales.

POR:
junio 30 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-06-30

Esta afirmación del Banco Mundial (BM), que está en su más reciente informe anual sobre flujos mundiales de financiamiento para el desarrollo, muestra que este es un fenómeno que han experimentado varios países latinoamericanos, independientemente del nivel de participación de los bancos foráneos dentro del sistema financiero.

Por ejemplo, en Brasil la banca extranjera respondió por el 23 por ciento de los créditos otorgados entre el 2006 y el 2008, en Colombia por el 24 por ciento y en Perú por el 50 por ciento.

Hasta el momento, no hay evidencia, según el organismo multilateral, de que las multinacionales financieras hayan reducido sus desembolsos por causa de la crisis.

En el caso de Colombia la desaceleración del crédito comenzó en el 2007, cuando pasó de crecer el 32 por ciento anual en abril de ese año, al 13 por ciento en el mismo mes del 2009.

Las cifras de la Superfinanciera muestran que durante abril pasado, el Citibank fue la entidad que más aumentó los desembolsos para crédito ordinario y para tarjetas de crédito, al tiempo que el Santander fue el que más creció los sobregiros.

No obstante en consumo, microcrédito, preferencial y tesorería las mayores alzas de desembolsos correspondieron a entidades nacionales (Banco Agrario, Bogotá, Colpatria y Popular, respectivamente).

Caída de las remesas

El informe del Banco Mundial, que en su versión del 2009 dice que se requiere mejorar los flujos de inversión para la recuperación mundial, también hace un análisis sobre la caída de los ingresos por remesas que está experimentando América Latina, debido a que los países de origen de esos recursos entraron en recesión.

En el primer trimestre de este año las remesas tuvieron una caída anual de 6,3 por ciento en Panamá; 5,9 por ciento en Guatemala; 4,9 por ciento en México y 4,1 por ciento en Colombia. 

Según la Balanza de Pagos, que contabiliza el Banco de la República, los ingresos totales por remesas de trabajadores sumaron 1.094 millones de dólares en el primer trimestre.

Sin embargo, si se analizan por país de origen se ve que los provenientes de Estados Unidos bajaron en 9,3 por ciento, y los de Venezuela 23,4 por ciento, en tanto que las remesas originadas en la zona euro aumentaron 6,9 por ciento.

Los giros familiares representaron el 2,2 por ciento del PIB trimestral y el 10,5 por ciento de los ingresos corrientes de la balanza de pagos.

Las cifras del Emisor también indican que, a mayo, la caída de las remesas se intensificó, pues ya iba en un 9,6 por ciento anual al pasar de 1.962 millones de dólares en el quinto mes del 2008 a 1.773 millones un año después.

Otro flujo de recursos que le preocupa al BM es el que tiene que ver con la inversión privada, la cual se ha visto afectada por la incertidumbre relacionada con la duración y la profundad de la crisis, así como por una mayor aversión al riesgo de los inversionistas internacionales.

Como resultado, en Chile la inversión pasó de crecer a un ritmo de 29,9 por ciento en el tercer trimestre del 2008 a 10,4 por ciento en el cuarto; en Brasil se desaceleró del 19,7 al 3,9 por ciento, y en Argentina del 8,6 al -2,6 por ciento. En México y Colombia, la inversión simplemente se estancó.

Las más recientes cifras sobre el PIB, que publica el Dane, muestran que este indicador tuvo una variación negativa anual de 1,3 por ciento en el primer trimestre del año y del -2,2 por ciento si se compara con el cuarto trimestre del 2008.

Destacan emisiones de bonos

Uno de los impactos de la crisis financiera mundial es una caída en la emisión de bonos de los países emergentes, debido a que aumentó la aversión al riesgo y con ella los intereses que estas economías deben reconocer a quienes compren sus papeles.

Las estadísticas del Banco Mundial indican que durante los cuatro primeros meses del 2009, solo se realizaron 12 emisiones de bonos de deuda soberana de países emergentes, entre los que se destacan los de Colombia e Indonesia, que de hecho pudieron hacer dos ventas, que en el caso del país, fueron cada una por mil millones de dólares.

No obstante, Indonesia es la economía emergente que pagó las tasas más altas (12 por ciento en su emisión de febrero y 8,99 por ciento en la de abril), al tiempo que Colombia reconoció intereses más altos que sus vecinos que también emitieron bonos, México y Brasil.

Siga bajando para encontrar más contenido