Solo creencias populares

Solo creencias populares

POR:
enero 30 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-01-30

De acuerdo con un estudio publicado por British Medical Journal, la única manera de no sentir guayabo al día siguiente es no tomar, o hacerlo con moderación.

De todas formas, la sabiduría popular ofrece variedad de fórmulas para combatirlo: comerse un tomate bien rojo, jugoso y con cáscara; tomar una cerveza helada; consumir comidas bien saladas, condimentadas y picantes, como lo hacen los mexicanos que se curan la 'cruda' con jalapeños enteros.

En el caso colombiano los enguayabados suelen recurrir al caldo de costilla o al de pajarilla, recomendado por las abuelas ; tomar abundante agua o líquido (limonada) y bebidas con electrolitos para evitar la deshidratación; dormir y descansar lo suficiente.

Lo único que buscan todas estas alternativas es reponer el agua y las sales. Un remedio mágico para el guayabo no existe, los medicamentos analgésicos y antiácidos suelen aliviarlo y quitar el dolor de cabeza. Ni siquiera la comida porque si la persona tiene una irritación gástrica, a causa del mismo alcohol, no la tolera y al contrario, puede producirle vómito.

La verdad es que se trata de un malestar difícil, pero no sobran alguas recomendaciones para antes de consumir alcohol, como tener algo de comida en el estómago que retarda hasta en tres o cuatro veces la absorción de alcohol en la sangre o tomar un vaso de agua entre los tragos de alcohol, lo cual ayuda a tomar menos licor y a la vez disminuye la deshidratación en el organismo. De resto, lo único es esperar a que pase el mal momento.

Siga bajando para encontrar más contenido