Cuentas con trámite más simple para quienes no tienen acceso al sistema financiero ofrecerán bancos

Superfinanciera les dio vía libre para ofrecer alternativas de ahorro y transacción a través de dispositivos móviles a personas de bajos ingresos, los estudiantes o quienes viven en zonas apartadas.

POR:
diciembre 27 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-12-27

Para ello simplificó los trámites de apertura de las cuentas, incluso permitiendo a los corresponsales no bancarios realizar este proceso.

Las cuentas con trámite simplificado son productos de ahorro normal, pero al estar orientadas a facilitar el acceso de más gente al sistema financiero, tienen características particulares que mantienen un fuerte control a la protección de la información  del cliente y al riesgo de lavado de activos. 

Sólo podrán ser abiertas por personas naturales, quienes cada mes únicamente podrán retirar hasta dos salarios mínimos. Su saldo mensual nunca podrá superar los ocho salarios mínimos y sólo se podrá tener una cuenta de este tipo en el sector financiero.

Los extractos no se enviarán de forma física una vez al año, sino que el banco deberá habilitar un canal para que el cliente los consulte (oficinas, cajeros, Internet o correo electrónico).

Mejores servicios y tarifas

Contrario a las cuentas de ahorro electrónicas, que deben contemplar transacciones gratuitas porque están dirigidas a la población del nivel 1 del Sisbén y son utilizadas para girar los subsidios a la población desplazada, las cuentas con trámite  simplificado sí podrán tener tarifas por comisiones de cuotas de manejo, retiros o transferencias.

El superintendente Financiero, Roberto Borrás, dijo que con el uso de estas tecnologías se espera que la banca tenga una oferta más interesante de servicios y de tarifas para los consumidores.

"Esperamos una competencia más intensa en el sector  financiero, en estos segmentos que se está buscando bancarizar", señaló.

Se busca que quienes no tienen cuenta de ahorros puedan adquirirla sin ir a una oficina tradicional. 

El ofrecimiento de estas cuentas por parte de los bancos no es obligatorio y cada entidad decide la forma en que lo hará, según sus estrategias comerciales. Sin embargo, el funcionario explicó que el nuevo esquema surgió, entre otros factores, porque  diferentes instituciones manifestaron gran interés en expandir sus servicios financieros a través de dispositivos celulares.

Para prevenir y detectar posibles casos de lavado, si una persona quiere retirar más del tope mensual o desea cancelar la cuenta, el banco aplicará el proceso de conocimiento del cliente establecido en el sistema de administración del riesgo de lavado de  activos.

Producto debe parecerse al efectivo

La banca calificó como útil la flexibilización de la apertura de cuentas de ahorro, pero cree que los clientes y los bancos necesitan alternativas más baratas. María
Mercedes Cuéllar, presidente de Asobancaria, considera que debe facilitarse la creación  de productos electrónicos con un tratamiento igual al efectivo (no tiene costos tributarios), y que respondan a las necesidades de los clientes, ya que mientras unos sólo quieren hacer transacciones, otros sí buscan ahorrar.

Orlando Forero,  vicepresidente Comercial del Banco AV Villas, advirtió que los costos de mensajería del operador celular, asociados a la obligación de informarle al cliente el valor de la transacción, harían inviable la operación. 

Para la Superintendencia este es un tema que tendrá que abordar y resolver la banca directamente con los operadores de telefonía móvil, porque para ambos se abren oportunidades de desarrollo, toda vez que éste es un servicio totalmente masivo, seguro y  con el que el usuario está más familiarizado frente a otros canales.

Medio seguro 

Banca móvil es un canal transaccional muy seguro, porque los mensajes enviados tienen un código que garantiza su autenticidad y los datos se transmiten cifrados, para impedir que terceros los intercepten. 

Incluso, si se intenta utilizar una tarjeta SIM desde otro teléfono, el sistema lo reconoce e impide la suplantación. No obstante, expertos consultados recomiendan: 

- Cuidar la clave y no dejarla ver de terceros.

- Nunca grabar las claves de acceso en el celular, porque en caso de robo o pérdida del teléfono se facilita un eventual fraude.

OMAR GERARDO AHUMADA R.
Redacción Economía y Negocios 

Siga bajando para encontrar más contenido