¿Qué daría por ganar el clásico?

¿Qué daría por ganar el clásico?

POR:
enero 30 de 2012 - 05:00 a.m.
2012-01-30

"Si a mí me prometen ahora que ganamos el clásico... ¡me corto un dedo!". La sentencia se la hizo el DT Marcelo Bielsa en 1990 a un jugador suyo de Newell's Old Boys, justo antes de enfrentar al archirrival, Rosario Central. La frase, un tanto exagerada -con Bielsa no se sabe- pretendía mentalizar a su jugador en que ganar el clásico es una obligación, que no siempre se da, pero que hay que dejarlo todo. La sentencia del 'Loco' recrea la rivalidad, la pasión y la identidad que tiene todo clásico, en cualquier parte del mundo. Es un partido que nadie quiere perder, pero que todos quieren ganar. El empate luce un tanto conformista: no hay alegrías ni tristezas. Al menos, será una semana tranquila. Si a los técnicos Ríchard Páez, de Millonarios, y Wilson Gutiérrez, de Santa Fe, les hubieran asegurado que ganaban el clásico, ¿qué hubieran sido capaces de hacer? Es cierto que el torneo hasta ahora empieza, que los equipos vienen de la pretemporada y que los refuerzos comienzan a compenetrarse, pero ¡caramba!, haber arrancado con triunfo ante el rival de casa hubiera sido motivante, qué mejor estreno, justo cuando la suerte los encontró en primera fecha. Nadie va a perder un dedo por el clásico, pero esperemos que para el próximo se deje todo por la victoria. EDISAR

Siga bajando para encontrar más contenido