¿Qué debo hacer con mi vida? ¿Estoy haciendo las elecciones correctas para mi carrera?

Recibimos muchas preguntas acerca de asuntos individuales de lectores de nuestra columna semanal, pero con el tiempo hemos encontrado que la mayoría, en esencia, plantea las mismas dos preguntas.

POR:
julio 31 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-07-31

El hecho es que mucha gente descubre la profesión con la que se sienten cómodos a través de un proceso interactivo. Intentan una línea de trabajo y luego avanzan en zigzag por áreas y posiciones relacionadas, hasta que finalmente llegan a un buen lugar.

Desafortunadamente, este proceso puede tomar una década o más, llevando a la un tanto irónica realidad de que usted finalmente descubre lo que quiere hacer cuando ya ha crecido. Para las mujeres, la ruta puede ser incluso más larga, ya que tener hijos significa que sus carreras se ven caracterizadas por interrupciones y reinicios, además de digresiones flexibles.

Dicho lo anterior, sí es posible acelerar la progresión de su carrera y llegar más pronto a las coordenadas que desea. Pero ese resultado tiene cierta intencionalidad en la ruta, y 10-10-10 -el proceso de sopesar las consecuencias de sus opciones posibles en 10 minutos, 10 meses y 10 años- puede ser su guía.

Para efectuar una evaluación 10-10-10 de la ruta actual de su carrera, recomiendo primero plantearse cuatro preguntas acerca de su trabajo. Las respuestas deben ayudarlo a empezar a tomar decisiones significativas.

1. ¿Mi trabajo me permite interactuar con aquellos que comparten mis sensibilidades acerca de la vida, o debo aislar ciertas de mis preferencias o características, o asumir una personalidad para trabajar durante el día?

La palabra clave en esta pregunta es 'sensibilidades': los valores, comportamientos y características personales que lo hacen sentir que está entre seres semejantes a usted. Es un hecho que ningún trabajo o profesión le será adecuada si requiere que trabaje con gente que no comparte sus valores. Pasamos la mayor parte de la vida en el trabajo, un punto que debe tomar en cuenta en cualquier dilema de carrera 10-10-10.

2. ¿Mi empleo me hace más inteligente al ampliar mi mente, desarrollar mis habilidades y sacarme de mi zona de confort?

Sin duda es atractivo tener un trabajo en el que se siente la persona más lista de la habitación. Con el tiempo, sin embargo, tal eficacia puede llegar a ser un asesino de carreras. Así que si su 10-10-10 de carrera involucra un posible cambio de dirección, no pregunte sólo "¿Tengo las capacidades adecuadas?". Pregúntese: "¿Disfrutaré del desafío de adquirir otras nuevas?"

3. ¿Mi trabajo me abre puertas?

Por contradictorio que pueda sonar, puede estar seguro de tener el empleo adecuado si éste tiene el potencial de llevarlo a otro trabajo en otra parte. Eso se debe a que las carreras, por definición, no son callejones sin salida. Están hechas de oportunidades que llevan a otras oportunidades.

Cuando doy conferencias en Babson College, ocasionalmente se me acercan estudiantes de último grado que están utilizando el enfoque 10-10-10 para decidir entre ofertas de empleo. Recuerdo a Kristin, quien llegó a nuestra reunión con una lista muy bien preparada de pros y contras para sus dos opciones, y una expresión de exasperación total en su rostro.

"Estoy atorada", explicó. "Uno de los empleos sería grandioso para mí durante uno o dos años. Es una empresa nueva, pequeña. El trabajo es divertido y la gente es muy agradable. Pero la empresa quizá ni siquiera sobreviva. La otra compañía tiene una gran reputación, magníficos programas de adiestramiento y abundante movilidad a puestos superiores. Tiene mejor sentido para mí en un marco de 10 años. Es una decisión tan difícil que no sé qué hacer". Recordé a Kristin que cada solución 10-10-10 depende de los valores de la persona que efectúa el proceso, pero eso no pareció ayudarla. Ambas oportunidades le daban lo que ella quería de la vida: desafío intelectual, trabajo de equipo y dinero suficiente para vivir.

Presioné a Kristin para que pensara más profundamente acerca de sus valores de carrera. "Bien, no me importan tanto los títulos o el prestigio", dijo finalmente. "Prefiero tener responsabilidad que autoridad". Descubrimos que Kristin soñaba con un currículo lleno de experiencias en empresas pequeñas donde podía tener un impacto real y, con algo de suerte, compartir en parte la propiedad de la empresa.

"¿Cuál oportunidad abre esas puertas para ti?", pregunté, pero ambos conocíamos ya la respuesta. Kristin no tardó en aceptar la oferta de la nueva empresa.

4. ¿Mi trabajo me da algún significado?

Cada periodo de vacaciones, cuando mis hijos regresan de la escuela, empezamos a seleccionar los cursos que tomarán el siguiente semestre. De alguna forma, invariablemente siempre acabamos con una conversación del tipo "¿qué debería hacer con mi vida?". Y cada vez tengo que recordarles a mis hijos que nadie construyó una gran carrera haciendo algo que odiaba.

"Hagan lo que aman", les digo, "y el resto seguirá naturalmente" Mire, el empleo perfecto y la carrera perfecta son sólo perfectos si lo hacen feliz. Algo acerca del trabajo -la excitación de lograr una gran venta, la emoción de realizar algo con sus colegas en el plazo obligado, la recompensa de adiestrar a un recién llegado o ayudar a un cliente-, eso simplemente lo hace sentirse realizado. Se siente importante, le llena el alma.

Recuerde siempre: simplemente no puede, y no debe, aplicar el 10-10-10 sin tomar en cuenta el 'factor de placer' en cada una de sus opciones.

Jack y Suzy Welch son autores de 'Winning: The Answers: Confronting 74 of the Toughest Questions in Business Today' ('Ganando: las respuestas: enfrentando las 74 preguntas más difíciles en los negocios hoy'. Visite su nuevo sitio en la red en http://www.welchway.com y presente sus preguntas en la forma de en línea en http://welchway.com/Contact-Us.aspx.

Siga bajando para encontrar más contenido