Defecto más común que presentan los recién nacidos es la pérdida de audición, revela estudio de E.U.

La investigación concluye que 33 bebés nacen diariamente con sordera profunda, lo que indica que uno de cada mil neonatos la registra, y tres de cada mil tiene una disminución parcial del sentido.

POR:
octubre 31 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-10-31

Según Adriana Rivas, médico con especialización en fonoaudiología de la Clínica Rivas, todos los recién nacidos deben ser examinados antes de cumplir el primer mes de edad, y tener un chequeo cada tres meses hasta alcanzar el primer semestre de vida.

Asegura que el mejor momento para identificar la pérdida auditiva de un recién nacido es en los cuartos de neonatos y clínicas de parto, justo antes de que el bebé sea dado de alta.

Los médicos sostienen que una detección temprana de la perdida de audición permite corregir fácilmente los defectos, mejora el habla y la comprensión de lectura.

Siga bajando para encontrar más contenido