Definidas firmas para valorar entidades del agro

El Ministerio de Agricultura sigue en el plan de abandonar su participación en entidades del sector agropecuario que se alejen de su fin primordial: liderar los instrumentos de política del sector.(VER CUADRO - VALOR EN LIBROS DE LAS PARTICIPACIONES QUE TIENE MINAGRICULTURA DE ALGUNAS ENTIDADES DEL SECTOR)

POR:
febrero 27 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-02-27

Para el organismo no tiene sentido estar en las centrales de abastos, en los fondos ganaderos o en empresas agroindustriales o de productos veterinarios como Vecol, cuando el desempeño de esas entidades es más competencia de privados o de autoridades locales. Para avanzar en ese proceso, el Gobierno asignó a la firma Solfin la responsabilidad de valorar su cuota en cinco centrales de abastos, cuyo valor en libros se calcula en 32.800 millones de pesos. El estudio abarca las de Barranquilla, Bogotá, Cúcuta, Cali y Bucaramanga. Por su parte, Fonade directamente tendrá a su cargo la valoración de la participación del Ministerio en los fondos ganaderos de Antioquia, Cundinamarca, Quindío, Atlántico, Santander, Tolima, Meta, Sucre, Cesar, Centro (Caldas), Córdoba, Caquetá, Huila, Cauca, Magdalena y Boyacá. En libros, el valor de la participación de estas entidades asciende a 23.000 millones de pesos. A estas entidades se suman las empresas que pertenecen al Fondo Emprender que quedan de la liquidación del Idema. Este Fondo tiene seis entidades en las cuales el Gobierno, a través del Ministerio, suma participaciones por 3.789 millones de pesos. Esas entidades son la Compañía Occidental de Chocolates de Armenia, la Comercializadora Caribean Sesame de Bolívar, Nortesantandereana de Lácteos, Pasteurizadora El Holandés del Cesar y el Centro Agroindustrial y de Exposiciones del Huila. Para dejar la responsabilidad en estas empresas, Fonade presta la asistencia técnica para el proceso de venta. La dificultad que a primera mano se encuentra es que en las regiones los interesados potenciales aspiran a que el Gobierno las ceda sin contraprestación, cuando legalmente no lo puede hacer. Mientras que en estas entidades se adelanta la enajenación directa, otro debe ser el procedimiento para el caso de la Bolsa Nacional Agropecuaria (BNA) y de Vecol, donde se deben buscar por otras vías la disminuciones de su participación en ellas. En el caso de la primera, saldrá del 32 por ciento de su participación (unos 6.412 millones de pesos, según valor en libros). Aunque la Ley del Mercado de Valores dice que puede quedar con el 10 por ciento, como máximo, el Ministerio dice que no le interesa. Está prevista para abril una emisión de acciones en la cual no participará el Ministerio de Agricultura para capitalizar la BNA en cerca de 30.000 millones. Se define si se va a sacar en una sola o en dos etapas. En Vecol, la Ley 925 autoriza para que el Ministerio reduzca su participación al 51 por ciento. Hoy es de 61 por ciento. La idea es también hacerlo mediante una emisión de nuevas acciones para que privados entren y, por esa vía achicar la participación del Estado.

Siga bajando para encontrar más contenido