La difícil tarea de capacitar 3,1 millones de unidades económicas

En un país como Colombia, que tiene cerca de tres millones cien mil unidades económicas, de las cuales 1’691.925 son urbanas y 1’413.411 son agrícolas, según el reciente censo del Dane, el conocimiento es fuente fundamental para la competitividad de las pymes.

POR:
febrero 28 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-02-28

Es claro, dice el ingeniero Juan Bautista Franco Clavijo, especialista en Gerencia Estratégica Competitiva, del Sena, que sólo mediante la capacitación del empresario es posible impulsar nuevos negocios, incorporar conocimiento visible y diferenciable en sus productos y servicios, acceder rápida y oportunamente a los mercados y generar empleo. No hay que olvidar que la mipyme es la gran generadora de empleo en el país. Según Acopi, el año pasado el sector de la pequeña y mediana empresa creó más de 400.000 nuevos puestos de trabajo, lo que representó el 45 por ciento del total del empleo. Sumadas estas dos variables, conocimiento para la competitividad y generación de empleo, las pymes tienen una responsabilidad social de la cual no se pueden abstraer. Según el Observatorio Económico para la Pyme colombiana (Acopi-Dane): “la gestión e incorporación del conocimiento en las actividades gerenciales, administrativas, productivas y comerciales de las Pymes, implica que las organizaciones empresariales tienen que introducir datos, información y conocimiento-acción, en absolutamente todo lo que hacen”. En términos generales, recopilar datos, ordenarlos y procesarlos hasta convertirlos en información; adquirir la capacidad para convertir los datos dispersos en información ordenada que conduzca al conocimiento útil y realizar frecuentes diseños y mejoras en productos y procesos, es la tarea a la que se debe enfrentar la Pyme del siglo XXI, concluye el Observatorio. Además, el conocimiento implica también una profunda comprensión de las necesidades y deseos del cliente, tarea en la que las pymes están muy rezagadas, porque sus empresarios, por lo general, están imbuidos solamente en la producción, la administración de la materia prima y la gerencia de personal. La capacitación La tarea de difundir el conocimiento en todo el empresariado colombiano es dispendiosa por su magnitud (tres millones cien mil unidades económicas). No obstante, la empresa privada, las fundaciones que trabajan en pro del desarrollo de la mipyme, algunas ONG, las cámaras de comercio, los gremios de la producción y del comercio, el Banco de la Mujer y muchas otras más, promueven la capacitación empresarial como herramienta para el desarrollo y la generación de empleo. Sin embargo, es el Sena, desde sus Unidades de Emprendimiento y Empresarismo de los Centros de Formación Profesional, la entidad encargada de velar por la capacitación y el desarrollo de los micro, pequeños y medianos empresarios en Colombia. El año pasado, según Franco Clavijo, la atención a las Pymes implicó la capacitación a 103.320 personas en formación como microempresarios; la consolidación de 1.267 empresas, así como la creación de 589 pequeñas empresas y 68 medianas a nivel nacional. También desde las Unidades de Emprendimiento y Empresarismo se está promoviendo la metodología de “Encadenamientos productivos, asociatividad empresarial e identificación de iniciativas de negocio”, con el propósito de propiciar alianzas estratégicas principalmente entre empresarios de micros y pequeñas empresas, que por sus condiciones particulares tienen grandes limitaciones para acceder a nuevos mercados. Según Franco, el empresario debe ser consciente de que ser exitoso implica involucrar en su empresa estrategias de capacitación que le permitan: - Promover una cultura de cooperación basada en esquemas de asociatividad empresarial. - Optimizar el aprovechamiento de los recursos institucionales y las fortalezas tecnológicas de los Centros de Formación Profesional para la elaboración de proyectos que respondan a las necesidades comunes identificadas con los empresarios. Cooperación internacional La Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID), en consorcio con algunas organizaciones nacionales e internacionales, adelanta el Programa Más Inversión para el Desarrollo Alternativo Sostenible (Midas), cuyo objetivo es generar nuevas fuentes de ingreso y empleo. El programa también apoya al gobierno colombiano en fomentar reformas dirigidas al crecimiento económico y al mejoramiento de la competitividad nacional. El programa incluye un componente pyme, que pretende en los próximos cinco años fortalecer 10.400 empresas, apoyar la creación de 125.000 empleos, beneficiar a 418.000 familias y lograr, en promedio, un incremento en ventas del 20 por ciento en las empresas apoyadas.

Siga bajando para encontrar más contenido