Se dispararon precios mayoristas de alimentos en 2008 por cuenta de ola invernal de fin de año

No solo afectó miles de hogares, sino también cultivos y las expectativas de inflación y hasta los mercados financieros, que ayer se movieron impulsados por esos factores.

POR:
diciembre 29 de 2008 - 05:00 a.m.
2009-12-29

El ministro de Agricultura, Andrés Arias, anunció que por las lluvias y la carestía de los alimentos importados los precios mayoristas de la comida crecieron 14,24 por ciento en 2008, por encima del 9,23 registrado en el 2007.

Esta información hizo que los analistas financieros subieran sus pronósticos de inflación para diciembre y para todo el año (cifras que el Dane revelará este viernes).

Por ahora, se habla de un aumento del costo de vida de 0,28 por ciento en el último mes del 2008, inferior al del 2007 (0,49), pero que implicaría que la inflación no termine este año en 7,5 por ciento, como lo estima el Emisor, sino en 7,6.

Las consecuencias de esa posible mayor inflación se empezaron a sentir en el mercado de los títulos de deuda pública (TES), que generalmente pierden valor cuando el costo de vida sube más de la cuenta. Muchos inversionistas vendieron sus papeles y los precios cayeron.

Los más representativos son los que vencen en el 2020, cuya tasa subió 7 puntos básicos y quedó en 10,60 por ciento (cuando sube la tasa caen los precios). Así mismo, un número significativo de extranjeros que vendieron TES convirtieron en dólares los pesos que recibieron.

Este fue uno de los factores que empujaron la tasa de cambio, que ayer subió 28,9 pesos y quedó a un precio promedio de 2.235. El mercado cambiario también estuvo influenciado por el temor ante factores externos, como la situación de la Franja de Gaza.

Otro efecto de una inflación mayor a la estimada se vería en el salario mínimo. El Gobierno anunció que lo subirá con base en la variación del IPC, que prevé en un máximo de 7,5 por ciento; si llega a ser mayor, los trabajadores arrancarían el 2009 con una pérdida de poder adquisitivo.

La carestía en los precios mayoristas de los alimentos se explica en buena medida, según el Minagricultura, por la subida de los cereales (la mayoría importados), que sumó 40,34 por ciento en el 2008.

Siga bajando para encontrar más contenido