Finanzas

Diversificación, la apuesta del Grupo Manuelita

Harold Eder, presidente de la organización, asegura que las industrias no deben depender de un solo producto.

POR:
noviembre 01 de 2010 - 05:00 a. m.
2010-11-01

Después de haberse dedicado por mucho tiempo exclusivamente al negocio del azúcar de caña y sus derivados, el Grupo Manuelita inició hace 27 años un proceso de diversificación hacia nuevos negocios, lo que hoy lo posiciona como uno de los más exitosos ejemplos de tradición industrial y cultura empresarial.

La compañía, que inició operaciones en 1864 con la compra de un antiguo trapiche azucarero en el Valle del Cauca y la puesta en marcha, en 1901, de la primera fábrica de azúcar centrifugado en Colombia, cuenta hoy con inversiones en varios negocios como producción de aceite crudo de palma; producción, destilación y comercialización de alcohol carburante (etanol), y cultivo de mejillones, entre otros.

Al respecto, el presidente del grupo desde hace un año y medio, Harold Eder, aseguró, durante su participación en Lecciones Empresaria de PORTAFOLIO, que hoy en día las industrias no deben depender de un solo producto, sino enfocarse en nuevos negocios. Es así como la compañía, de origen familiar, está invirtiendo en la puesta en marcha de proyectos que responden precisamente a la diversificación.

En este sentido, el directivo anunció los planes que la organización adelantará en los próximos dos años. El primer proyecto tiene que ver con el establecimiento de una fábrica de azúcar en la destilería de alcohol con la que el grupo cuenta en Brasil a través de una alianza con el grupo azucarero brasileño Unialco y el grupo Pantaleón, de Guatemala.

El segundo es el montaje de una planta de mejillones en Chile. "Ya tenemos el cultivo, pero nos falta montar la factoría, que esperamos esté lista en febrero del próximo año". Para este proyecto, el Grupo Manuelita invertirá alrededor de 9 millones de dólares.

El tercero, por su parte, contempla nuevas plantaciones de palma en los Llanos Orientales porque, según Eder, "la gran oportunidad de expansión agrícola está en la Orinoquía colombiana". De otro lado, el directivo manifestó que la compañía está estudiando la posibilidad de invertir en un plan de cogeneración de energía eléctrica en el Ingenio Manuelita y que, dependiendo de los resultados de los análisis que se realicen, se iniciaría con el tema a finales del 2011.

Adicionalmente, se está analizando la cogeneración de energía eléctrica y la producción de alcohol en el ingenio azucarero con el cual el grupo cuenta en Perú, es decir, la Empresa Agroindustrial Laredo. El Grupo Manuelita también se está fortaleciendo en el negocio de frutas y hortalizas, y le apostó también a la producción y exportación de espárragos a Perú, país que, según señala Eder, se ha convertido en el exportador número uno de este alimento. El negocio de camarones también hace parte de la estrategia de diversificación del Grupo Manuelita.

En tal sentido, la Comercializadora Internacional Océanos S. A., que inició operaciones en 1983, está dedicada a la cría, procesamiento y exportación del camarón de cultivo y de captura. El crustáceo es enviado entero a Europa, descabezado a Estados Unidos y pelado y desvenado al Japón. Además del camarón, C.I. Océanos también comercializa otros productos de mar como langostinos enteros, langostas y caracoles.

Para Eder, economista con máster en Administración, la incursión en el tema de las agroexportaciones es fundamental ya que hay una creciente demanda de alimentos saludables en los mercados internacionales.

El empresario afirmó que la compañía, que genera alrededor de 7.000 empleos directos (4.000 en Colombia), prevé ventas por 450 millones de dólares al cierre del 2010, lo que significa un aumento del 12,5 por ciento frente a los ingresos alcanzados en el 2009, que llegaron a 400 millones de dólares.

El negocio del azúcar representa el 70 por ciento de las ventas de la compañía y el de biocombustibles el porcentaje restante. Por su parte, la filial del grupo en Perú (Empresa Agroindustrial Laredo) reportó al cierre del tercer trimestre de 2010 un crecimiento de 95,41 por ciento en sus utilidades, frente a las obtenidas en el mismo periodo del 2009.

En ventas, en tanto, registró un aumento del 27,83 por ciento, con respecto al tercer trimestre del 2009. El Grupo Manuelita no le apuesta solamente al crecimiento dentro de su plan estratégico, según afirmó Eder. "Hemos tenido unas metas de crecimiento agresivas y ambiciosas, pero no sólo buscamos crecer en facturación, sino ser sostenibles en materia social y de medio ambiente", puntualizó.

De otra parte, manifestó que Colombia ha avanzado significativamente en los últimos años en materia de seguridad, lo que ha permitido un mayor interés para la inversión.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido