Dos temas

1. NAVIDAD. El júbilo navideño es profundo si vas a la esencia de la vida con cuatro pasos: 1. Sana tu pasado: un perdón generoso borra las culpas, el rencor, y te saca de una prisión emocional. Elige estar en paz, descarga el peso del ayer, cicatriza viejas heridas y reconcíliate. 2. Sé agradecido: cuenta tus bendiciones y destierra las quejas ya que aún con problemas eres un privilegiado. Da gracias sin cesar, valora tus dones y así hazle un conjuro al inconformismo. 3. Date y da sin esperar recibir: al hacerlo amas de verdad como te ama Dios que es don gratuito. No te dejes deslumbrar por lo material. Tu mejor regalo para los otros está en tu alma y es tu amor. 4. Vive en sintonía constante con Dios: Si tu fe es de buenas acciones, tu alegría será perdurable. Elige trascender.

POR:
diciembre 22 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-12-22

Navidad es volver a nacer, devolver bien por mal y cambiar odio por amor, dudas por fe y tinieblas por luz. Acoge a Dios en tu alma y te será más fácil acercarte al distante y al distinto. Celebra estas fiestas en familia consciente de todos tus dones y rico en tolerancia y afecto, comparte con los menesterosos y ama de verdad a los que tienes cerca. Apela a lo mejor de ti mismo para valorar tu hogar y estrechar los lazos del amor. Navidad es perdonar de corazón los agravios y perdonarte con tierna compasión, es sanar el pasado libre de culpas, odios y rencores. Navidad es Dios en tu corazón 2. AÑO NUEVO. Fluye con las mutaciones del tiempo, despide el 2006 con gratitud y saluda el 2007 con renovada esperanza. Cierra los círculos abiertos, salda tus deudas, deja las culpas y los odios y llena de paz tu espíritu. No te dejes anestesiar por lo superfluo y aprovecha estos días para examinarte y mejorar. Toma el timón, mira la carta de navegación y elige lo que quieres cambiar para llegar al puerto de la buena esperanza. Pitágoras creó una escuela espiritual en Grecia y sabía que hacer balances ayuda a clausurar bien un año. Con ese fin pedía a sus discípulos sincerarse con tres preguntas: 1. ¿En qué me equivoqué este año? 2. ¿En qué acerté? 3. ¿Qué dejé de hacer y cómo voy a mejorar día a día? Aléjate del bullicio y dedica tiempo a conocerte, estar con Dios y elaborar un plan de mejoramiento. Amate, no sacrifiques tu paz queriendo cambiar a los demás ya que eres tú quien debes transformarte. Bucea en tu interior y elige crecer espiritualmente con disciplina, fe, meditación y buenas acciones. Haz un proyecto de vida y con el devenir de los meses estarás dentro de un año mejor que ahora. Tu futuro nunca es incierto si llenas de amor el presente. Nota: En el Exito, La Nacional y Panamericana está mi Agenda 2007. Un Oasis en tu vida, con frases sabias para cada día y mensajes motivantes que dan aliento e inspiran. Con la calidad de Carvajal y muy económica. Escritor - Conferencista "Acoge a Dios en tu alma y te será más fácil acercarte al distante y al distinto”.

Siga bajando para encontrar más contenido