E.U. debate separar a los niños y las niñas en primaria y secundaria

El gobierno estadounidense dio a las escuelas públicas más libertad para educar por separación de género a sus alumnos de primaria y secundaria.

POR:
octubre 31 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-10-31

Se trata del mayor cambio en el sistema de educación básica de ese país en las últimas tres décadas. Tras un compás de espera de dos años, el Departamento de Educación emitió recientemente las normas sobre cómo hará cumplir la legislación llamada Título IX de la ley contra la discriminación escolar por motivos de género. Conforme a los cambios que entrarán en vigencia el 24 de noviembre, las escuelas públicas o privadas locales tendrán más discreción para crear clases a las que acudan solamente alumnos del mismo sexo en materias como matemáticas, ya sea en un grado determinado o en la totalidad de los grupos de la escuela. “Algunos estudiantes quizá aprendan mejor en clases integradas solamente por alumnos del mismo género”, dijo la secretaria de Educación de Estados Unidos, Margaret Spellings. “Estas regulaciones finales permiten a las comunidades establecer escuelas y clases de un solo género como forma de satisfacer las necesidades del alumnado”, manifestó la señora Spellings. “Todos los alumnos deberían recibir en Estados Unidos la mejor educación posible y cada escuela y distrito merece contar con los medios necesarios para impartirla”, agregó la secretaria Margaret Spellings. Los funcionarios de educación propusieron en un principio las nuevas normas a principios del 2004, basados en parte en los estudios de algunos investigadores estadounidenses que vieron una ventaja académica y una menor incidencia de problemas disciplinarios en las clases segregadas por género, incluyendo las matemáticas y lenguas extranjeras. Tras recibir más de 5.600 comentarios públicos, los responsables de la enseñanza diseñaron un plan que fue considerado legalmente aceptable por el secretario de Justicia Alberto Gonzales. En todos los casos, la participación en las escuelas o clases segregadas por género será voluntaria. Sin embargo, los detractores del plan, que lo comparan con el sistema de una educación ‘separada pero igual’, lema que presidía la segregación racial en la época en que fue legal en Estados Unidos, no recibieron con entusiasmo el anuncio. Desde que fueron adoptadas las normas actuales en 1975, las clases segregadas por género han sido permitidas en contadas ocasiones, como la educación sexual o clases de gimnasia en las que son practicados los deportes de contacto físico violento. Los cambios afectan a la enseñanza elemental y educación secundaria, pero no a la universitaria, sector donde los establecimientos públicos o privados continuarán con sus planes de estudio tal como operan en la actualidad.

Siga bajando para encontrar más contenido