E.U., en la mira de los empresarios colombianos

Esta no es la primera vez que Ciro William Franco participa en una Macrorrueda de negocios. Pero sí es la primera que lo hace a nombre de su propia empresa, la Comercializadora Internacional Texpiel Limitada.

POR:
octubre 30 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-10-30

Su experiencia en el negocio de pieles exóticas le dio las energías para crear su propio negocio y comenzar una próspera industria que ya tiene seis meses en el mercado exportador. Este pequeño empresario busca ampliar sus contactos en Estados Unidos, donde las pieles exóticas tienen un promisorio mercado. Para esta rueda de negocios logró concertar siete citas, que espera ampliar en el transcurso de hoy. El principal producto de Texpiel son las pieles de cocodrilo, que se procesan y se transforman en productos de marroquinería. Este pequeño empresario considera que para su negocio la participación en este evento es fundamental pues podrá establecer contactos con empresas norteamericanas a un costo bastante razonable y que posiblemente no podría conseguir se manera directa. La lluvia no fue impedimento para que los empresarios llegaran cumplir sus citas de negocios. Pero, incluso empresas con un mayor recorrido en el mercado internacional también acuden a esta rueda de negocios con la expectativa de ampliar sus flujos de negocios. Recanal, una compañía que desde hace más de 15 años exporta a Estados Unidos y otros mercados del mundo, busca afianzar sus contactos en esta rueda de negocios. Gustavo Adolfo Canal Villamizar, funcionario de esta compañía, señaló que su participación en la Macrorrueda hace parte de la estrategia para ampliar sus ventas al exterior. Canal Villamizar tiene 14 citas de negocios, pero cree que podría concretar otras más dependiendo del interés que exista entre otros compradores norteamericanos. La puesta en vigencia de un TLC el próximo año es para este ejecutivo una ventana de oportunidades que debe ser aprovechada al máximo por los empresarios colombianos. En el mismo sector de cuero y calzado, un estadounidense radicado en Colombia hace más de tres lustros también decidió probar suerte. Se trata de Jerry A. Lewis, que representa a la compañía Omega Leather, creada en Bogotá en 1995 y que el año pasado registró ventas por 8.000 millones de pesos. La compañía está enfocada básicamente al mercado internacional, pues el 92 por ciento de sus ventas van al exterior. Lewis asegura que aunque la competencia de China ha arreciado en los últimos años, la calidad, condiciones de entrega y mejores tiempos de transporte que ofrecen las empresas colombianas son garantía para los compradores estadounidenses. Frente a las perspectivas del TLC, considera que generará un mejor ambiente para los negocios y su interés en estos momentos se concentra en que su gobierno apruebe la prórroga de las preferencias del Atpdea. “Creo que se las deben dar a Colombia, que es el mejor aliado de Estados Unidos en América Latina”, asegura Lewis, quien pronostica que el anuncio debe darse muy pronto. Frente al TLC, consideró que su discusión podría demorarse por el ambiente político de su país, pero también se mostró confiado en su aprobación. Y como muchos empresarios colombianos, Sandra Valencia, de la compañía Kontakto, cree que el TLC traerá nuevas oportunidades no sólo en los mercados internacionales sino también en el local. Esta empresa, creada por colombianos hace cinco años en Miami y que desde hace dos y medio está en Colombia, se ha especializado en las soluciones de comunicaciones. Su participación en la Macrorrueda se concentra en identificar las necesidades que tienen las pequeñas y medianas empresas de contar con centros de llamadas, páginas web y sitios de contacto con sus compradores iternacionales. Kontakto, según la ejecutiva, está enfocada en las pequeñas y medianas empresas que quieren conquistar mercados internacionales y no cuentan con los recursos necesarios para montar su propio call center. “Nosotros prestamos el servicio de 1-8000 en Estados Unidos, les ofrecemos servicios de comunicaciones en todos los idiomas a los empresarios e incluso tenemos un paquete que incluye la página de Internet en español e inglés para que los compradores en el mundo puedan contactarlos”, señaló Valencia. Otro empresario que participa en el área de servicios es Juan Diego Gómez, de Factoring Divisa, quien atenderá ocho citas de negocios con compradores internacionales para cristalizar negocios en el área de factoring pero también busca aprovechar su presencia en la Macrorrueda para establecer contactos con empresarios colombianos, a quienes este sistema de compra anticipada de facturas les interesa para mejorar su flujo de efectivo.

Siga bajando para encontrar más contenido