Economía de EE. UU. se desacelera

El crecimiento económico de Estados Unidos se frenó bruscamente en el primer trimestre, debido a que los altos precios de la gasolina y los alimentos limitaron el gasto del consumidor, elevando una medida general de inflación a su mayor ritmo en dos años y medio.

POR:
abril 29 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-04-29

Otro reporte arrojó ayer una sorpresiva alza en el número de estadounidenses pidiendo beneficios de desempleo la semana pasada, lo que podría generar dudas en las expectativas de un aumento importante de la producción en el segundo trimestre. El crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB)se desaceleró a un 1,8 por ciento en su ritmo anual, luego de crecer un 3,1 por ciento durante el cuarto trimestre del 2010, indicó el Departamento de Comercio. Los economistas esperaban una expansión del dos por ciento. La producción se vio mermada por un duro clima invernal, que deprimió la construcción, por crecientes importaciones y por la mayor caída del gasto gubernamental en más de 27 años. Aunque el gasto de los consumidores se moderó, no se desaceleró tanto como temían los economistas, dejando a muchos con esperanzas de una recuperación del ritmo de expansión en el segundo trimestre. "Nos alienta que las principales fuentes de debilidad -declives en la inversión de estructuras y gasto en defensa- son generalmente sostenedoras de nuestra visión de que los factores temporales jugaron un importante rol y que el crecimiento seguirá repuntando en el segundo trimestre", aseveró Peter Newland, economista de Barclays Capital. Pero con las solicitudes iniciales de beneficios estatales para desempleados trepando en 25.000 a una cifra de 429.000 la semana pasada, se necesita cautela. Las peticiones fueron las más altas desde fines de enero. - Aumentan inflación y precios de deuda soberana Los precios de la deuda soberana estadounidense subieron tras los datos, mientras que las acciones operaron a la baja. El débil reporte del PIB y el compromiso de la Fed con una política monetaria relajada llevaron al dólar a un mínimo de tres años contra una cesta de divisas. Un tercer reporte mostró que las ventas pendientes de casas usadas subieron un 5,1 por ciento en marzo, más de lo esperado y apuntando a una mejoría en las ventas. El mercado inmobiliario intenta recuperarse y es uno de los vientos en contra que enfrenta la economía. El crecimiento económico del primer trimestre fue reducido por un menor gasto de los consumidores, que se expandió a un ritmo del 2,7 por ciento tras una fuerte recuperación del cuatro por ciento en los tres meses finales del 2010. En tanto, el índice de gastos en consumo personal subió a una tasa anual del 3,8 por ciento.HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido