Economía del país inició el año a paso lento

Las perspectivas para los próximos meses son mejores.

El principal reto es la reactivación de la industria manufacturera y de la construcción para generar empleo.

Archivo Portafolio.co

El principal reto es la reactivación de la industria manufacturera y de la construcción para generar empleo.

POR:
marzo 31 de 2013 - 11:09 p.m.
2013-03-31

Finalizado el primer trimestre, las señales que ha mostrado la economía colombiana dan para pensar que el arranque del 2013 no fue bueno.

Pero, todo apunta a que para los siguientes meses el panorama no es tan gris.

Más allá de lo que ocurra afuera, hay expectativas de que se materialicen las medidas para darle impulso a la actividad productiva.

Aunque la mayoría de los datos están solo hasta enero, lo que se ha visto es que a favor están jugando las licencias de construcción, la demanda de energía y el sistema financiero.

Los vientos de cola provienen de la desaceleración del comercio y de la inversión extranjera directa, la caída en las exportaciones, y los resultados de la industria, así como los paros, con sus consecuencias en la producción de carbón y café.

El interrogante es la ejecución del Gobierno. Según el portal Transparencia Económica del Ministerio de Hacienda, la ejecución presupuestal por parte de las entidades públicas va en un 17,5 por ciento a marzo.

SUMAS Y RESTAS

Uno de los sectores con mayor relevancia es comercio y servicios, pues genera el 28 por ciento de los empleos, y es uno de los termómetros del consumo de los hogares.

El presidente de Fenalco, Guillermo Botero, dice que los tres primeros meses del año no fueron buenos y asegura que las perspectivas no son las mejores para el cierre del semestre.

Al hacer un recuento sobre el desempeño mes a mes, tildó a enero de ‘regular’ y a febrero de ‘malo’, como lo señalaron en su momento las encuestas de percepción entre los comerciantes.

De hecho, las ventas de útiles escolares no salvaron las cuentas.

A su juicio, en marzo, las cosas tampoco marcharon, con el agravante de que los festivos no favorecen las compras.

Por los lados de la industria, la situación es más compleja.

En enero completó su tercer mes en caída y la Andi ha señalado que “comenzamos el año con bajo crecimiento en producción y ventas, menor dinamismo de los pedidos, mayores inventarios, clima de los negocios que se sigue deteriorando y una caída en el empleo”.

Ahora, está a la expectativa del impulso que alista el Gobierno.

Del plan de choque también está pendiente el sector agropecuario, cuyo inicio de año ha estado convulsionado. Rafael Mejía, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), dice que “los resultados en el trimestre son muy malos, pues los paros, que pudieron haberse evitado, afectaron el desarrollo”.

A esto, añadió que “se hizo evidente una merma en las ventas de los insumos para la producción agraria, lo que se reflejará en menor área de siembra y en menor producción de alimentos”.

Por su parte, Sandra Forero, presidenta de la Cámara Colombiana de la Construcción, dice que el sector edificador, especialmente el segmento no residencial, está muy dinámico, mientras que por el lado de la vivienda el programa de las 100.000 casas gratis marcará la diferencia, aunque también algunos mercados regionales han crecido. “Lo que sigue es el fortalecimiento de la demanda, ampliando mecanismos como el subsidio a la tasa, para llegar a otros segmentos con el fin de impulsar la decisión de compra”, dijo.

Por el lado de obras civiles e infraestructura, la ministra de Transporte, Cecilia Álvarez-Correa, reiteró que el inicio de la contratación de la cuarta generación de concesiones viales constituye un evento histórico en el país. “Serán 44 billones de pesos en inversiones, más de 22 departamentos beneficiados con 30 proyectos”, aseguró.

EL SECTOR EXTERNO AÚN NO DESPEGA

Mientras que las compras colombianas a otros países mostraron un leve repunte, la realidad es que las exportaciones y la inversión extranjera han mostrado retroceso.

Cifras del Dane señalan que en enero las importaciones crecieron 19 por ciento. No obstante, los datos de la Dian hasta el 16 de marzo reflejan un aumento del 4,2 por ciento.

Al tiempo, la autoridad tributaria señala que hasta mediados de marzo las ventas externas cayeron 13,2 por ciento.

Esto, en momentos en que el entorno externo es incierto, lo cual se ha reflejado en una caída de la demanda.

Entre tanto, la balanza cambiaria del Banco de la República evidencia una baja del 8,8 por ciento en la inversión extranjera.

Siga bajando para encontrar más contenido