Ecuador reestructura sus empresas estatales de petróleos

Petroecuador transferirá activos fijos por valor de 1.702 millones de dólares a Petroamazonas como parte de una reestructuración del sector petrolero público de Ecuador, que busca aumentar la eficiencia, según informó hoy su gerente, Marco Calvopiña.

POR:
octubre 31 de 2011 - 05:00 a.m.
2011-10-31

Petroecuador abandonará todas las operaciones de exploración y explotación de crudo y gas (upstream en la jerga petrolera), que pasarán a manos de Petroamazonas, explicaron los máximos responsables de las dos empresas públicas en una rueda de prensa. Eso significará una reducción considerable del tamaño de Petroecuador, que se dedicará exclusivamente al transporte de hidrocarburos (midstream), su refino y comercialización (downstream). Como parte de la reestructuración se creará una "unidad de gestión compartida" que consolidará la información financiera de ambas empresas, establecerá políticas uniformes para las dos y eventualmente se podría constituir en un holding, explicó Oswaldo Madrid, gerente de Petroamazonas. "Se espera que en un año tengamos ya las dos empresas definidas y que estarían iniciando ya su trabajo de forma autónoma", dijo Madrid. El proceso sigue las recomendaciones realizadas en un estudio por la consultora Deloitte para modernizar el sector petrolero público de Ecuador. Petroamazonas es considerada una empresa más eficiente, por ejemplo, por su sistema de compras y el uso del gas que sale de los campos petroleros para la generación de electricidad, por lo que asumirá toda la exploración y bombeo de hidrocarburos pese a ser menor que Petroecuador. Contará con activos fijos de 3.172 millones de dólares, una vez que reciba los de Petroecuador, que le traspasará también sus obligaciones contractuales. "Vamos a transferir campos petroleros, va a transferirse personal, van a transferirse contratos que estarán suscritos, obligaciones que tiene la empresa, o sea, se transfiere con todo", dijo Calvopiña. Petroecuador planea invertir el próximo año 2.000 millones de dólares, incluidos desembolsos en consorcios con otras empresas, como el encargado de construir la Refinería del Pacífico y el que opera el Campo Sacha, agregó Calvopiña.HELGON

Siga bajando para encontrar más contenido