EE. UU. y su inmanejable red de secretos

EE. UU. y su inmanejable red de secretos

POR:
junio 30 de 2013 - 05:00 a.m.
2013-06-30

Redacción internacional* En Maryland, en una zona boscosa, se alza el vallado de la base militar de Fort Meade, sede de la agencia más secreta del mundo y de los principales centros de espionaje militar de Estados Unidos, donde se libra una muy hermética guerra. Bajo una discreción idílica y campestre se levantan las sedes de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) y el Servicio de Seguridad Central (CSS), que conforman la mayor agencia secreta del mundo; el Cibercomando del Pentágono, encargado del aspecto más militar del espionaje, y la Disa, el departamento que diseña la red de comunicaciones de Defensa. Pero a pesar de su poderío y alcance, la red de inteligencia de Estados Unidos ha cambiado en la última década y hay dudas sobre si es posible mantener secretos en la era de Twitter y de WikiLeaks. La NSA, cuyo presupuesto secreto se ha multiplicado y podría superar los 10.000 millones de dólares -el mayor de toda la red de inteligencia-, emplea a 35.000 trabajadores civiles y militares, a los que se espera sumar 10.000 en los próximos 15 años. El estacionamiento de la NSA equivale a 45 campos de fútbol. Tras los ataques del 11 de septiembre del 2001, muchas voces cuestionaron a las agencias de inteligencia por no compartir la información.Estas respondieron creando canales y bases de datos, incluyendo una 'Internet secreta'. Por eso, el tamaño de la red aumentó, al punto de que una investigación de The Washington Post da cuenta de más de 10.000 instalaciones e involucra a 1.271 entes gubernamentales y casi 2.000 firmas privadas, como la que empleaba a Edward Snowden. Según el Post, unos 850.000 estadounidenses tienen algún grado de acceso a materiales sensibles o clasificados. 'Un negocio imperfecto' El propio secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, reconoció que las filtraciones de Edward Snowden sobre los programas de la NSA fueron un "serio fallo de seguridad" y agregó que no se puede tener un ciento por ciento de seguridad de que este tipo de filtraciones no se van a producir porque las relaciones con contratistas externos en temas de inteligencia "son un negocio imperfecto". A pesar de ello, los presupuestos parecen ajenos a la crisis. De ellas dependen las trincheras virtuales y el armamento del futuro. De ellas depende filtrar el vasto ruido de Internet por el bien de la seguridad nacional de Estados Unidos. Y es que Internet produce mucho ruido. En particular, desde el boom de las redes sociales, que lleva a algunos expertos a estimar que entre el 80 y el 90 por ciento de la información online fue creada hace menos de dos años. El rápido crecimiento de la red ha llevado a la NSA a ordenar la construcción de un masivo centro de recolección y análisis de datos en Bluffdale (Utah). A un costo de más de 2.000 millones de dólares, el complejo puede almacenar hasta cinco zettabytes (10 a la 21 bytes) de información. Analizarla es otra discusión. * Con información de Efe y AFPEMIMEN

Siga bajando para encontrar más contenido