Efecto Venezuela ya está en tasas y pronósticos del Emisor

Casi a la misma hora en que los presidentes asistentes a Unasur empezaron ayer su cita, los siete codirectores del Banco de la República iniciaron su junta mensual, en la que además de evaluar el comportamiento de la inflación y de la economía, analizaron el impacto que puede tener sobre la producción nacional el deterioro de las relaciones con Venezuela y Ecuador.

POR:
agosto 29 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-08-29

Al final de la junta, que terminó al igual que la cumbre en Bariloche (Argentina) hacia las 3 de la tarde, la decisión fue dejar las tasas de interés del Emisor (que sirven de base para el resto de tasas de interés de la economía) en 4,5 por ciento y mantener una proyección de crecimiento de entre -1 y 1 por ciento, con un punto medio de cero por ciento para este año. José Darío Uribe, gerente del Banco, aseguró que dentro de toda la información que analizaron estaba el comercio internacional, incluyendo lo que ocurre con los principales socios del país. “Ese estudio está incorporado en las decisiones de hoy (ayer), en la que tenemos estimaciones de una caída de 20 por ciento de las exportaciones a Venezuela y la última información muestra una baja de 5 por ciento. Por ende, no encontramos razón alguna para cambiar el rango de pronóstico de crecimiento”, indicó el funcionario. Asimismo, Uribe aceptó que la menor exportación de alimentos a Venezuela, podría producir una sobreoferta dentro del país, lo que afectaría positivamente la inflación. De hecho, la decisión de dejar quietas las tasas del Banco por segundo mes consecutivo se basó en la baja del costo de vida, que en julio pasado completó nueve meses de caída y se ubicó en 3,28 por ciento anual, descenso que fue jalonado por los precios de los alimentos y los bienes regulados (combustible, servicios públicos y transporte). Los codirectores, que siguen divididos frente a este tema, pues la decisión de dejar las tasas se tomó por mayoría y no por unanimidad, también tuvieron en cuenta las proyecciones de inflación para el cierre de este año y el entrante. Reiteraron su cálculo de que el 2009 terminará con un nivel de precios por debajo del 4 por ciento, de nuevo por el abaratamiento de los alimentos, pero advirtieron que esta situación es temporal, y esa es una de las razones por las que no bajaron las tasas. Asimismo, influyeron las expectativas de inflación para el 2010. Ajustes frente a advertencia Ante el control de advertencia que le envió la Contraloría al Banco de la República, en el que asegura que halló fallas en los reportes de infracciones cambiarias que realiza el Emisor, Gerardo Hernández, gerente ejecutivo del Banco, respondió que el llamado de atención corresponde a unos reportes que le enviaron a la Supersociedades en el 2007 sobre registros de inversión extranjera. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido