MIÉRCOLES, 21 DE FEBRERO DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close

Finanzas

03 dic 2023 - 8:30 p. m.

Dato de productividad aterriza expectativas frente al mínimo

La cifra de -1%, presentada la semana pasada por el Dane, indica que las empresas no pasan por un buen momento. 

Pesos colombianos

Pesos colombianos

iStock

POR:
Daniel Hernández Naranjo

Esta será una semana decisiva para las negociaciones del salario mínimo, en la que ya se tienen dos datos claves (desempleo y productividad) para que las partes puedan pensar las propuestas que pondrán sobre la mesa, cada una, argumentando la importancia de tirar para su lado.

(Únase aquí a nuestro canal de WhatsApp y reciba toda la información económica de Colombia y el mundo)

Por ahora los resultados, de acuerdo con los analistas, llaman a la mesura y a entender que el país atraviesa por una dinámica económica compleja, generada, entre otras cosas, por la fuerte desaceleración que golpea desde hace varios meses.

Si bien el desempleo, al quedar en 9,2% para octubre, se mantiene en un dígito y está en niveles que no se veían desde el 2018, tomando como referencia las cuentas del Gobierno, no se puede pasar por alto que cada vez se generan menos puestos de trabajo y en la vista desestacionalizada, este indicador lleva dos meses al alza.

(Lea más: El debate sobre el aumento del salario mínimo para 2024: ¿debe ser superior al 10 %?)

Para expertos como Andrés Moreno Jaramillo, analista y asesor de mercados, tanto las centrales obreras como los empresarios deben tomarse las cosas con calma, ya que está en juego garantizar que el país pueda salir cuanto antes de la mala racha.

“Yo creería que tienen que subirlo, obviamente, por lo menos la inflación, pero no más allá, porque entonces van a tener un choque de empleo. Veo que el Gobierno está bien ortodoxo, y en algunos casos se ha llegado a hablar del 12%, que me parece desmedido. Eso debería ser por debajo del 11%”, agregó.

En medio de todo este revuelo, la semana pasada cerró con un dato también en rojo. Se trata de la Productividad Total de los Factores, que es el dato que se toma como referencia para sumarlo a la inflación y de ahí sacar la base de las negociaciones salariales.

(Vea: Dato de productividad deja aumento del mínimo en manos de la inflación)

De acuerdo con el Dane, este indicador quedó en -1%; mientras que la productividad laboral por hora trabajada fue del 0,76%; la productividad laboral por persona empleada fue del -0,7% y la productividad media del trabajo fue de -0,31%.

Productividad

Productividad

iStock

Para entender mejor este dato, Juan Daniel Oviedo, exdirector del Dane y experto en asuntos estadísticos, explicó que “la productividad es qué tanto me queda después de sumar periodos, personas que trabajan, máquinas, tierra, capital intelectual y capital biológico, entre otros. Qué tanto, después de meter todo eso a la licuadora, yo produzco más de lo que se envía al vaso”.

Uno de las posibles causas de esta caída, según Oviedo, podría estar en la contracción de la inversión, teniendo en cuenta que “si la inversión ha caído de forma drástica y estamos en niveles de inversión similares a los que teníamos en el segundo trimestre de 2020, es decir, en pleno confinamiento y en plena parálisis del sector productivo, pues uno rápidamente entiende que no hay palo para la cuchara”, expresó.

Entre tanto, para Henry Amorocho, profesor de hacienda pública y tributación de la Universidad del Rosario, “esto para la mesa de concertación laboral, en el caso de los trabajadores, no es bueno, porque toca mirar el comportamiento del Índice de Precios al Consumidor más la productividad y aquí la productividad no va a sumar”.

(Vea: El dato de productividad del Dane quedó en rojo)

“La productividad va a restar y no hay forma de que se vaya a subir, porque tanto la productividad laboral por persona empleada cayó en -0,7%, como la productividad media de trabajo decreció en -0,31%; lo que explica en últimas el comportamiento de la productividad factorial del -1%, que terminará restando”, agregó este académico.

Teniendo en cuenta estos cálculos, los analistas esperan que la base para la negociación del salario mínimo quede entre el 9% y el 10%, ya que los reportes se convirtieron en un polo a tierra para evitar pensar en alzas descabelladas.

Salario mínimo

Salario mínimo.

iStock

Si bien desde el Gobierno Nacional se planteó la posibilidad de no tomar en cuenta el dato de productividad factorial y usar como referencia la productividad laboral por hora trabajada, que fue la única que quedó en verde, con un 0,76%; esto es algo que nunca se ha hecho e iría en contra de las dinámicas de la mesa de negociaciones.

“Cuando tú revisas los considerandos de todos los decretos a través de los cuales se formaliza el incremento del salario mínimo, siempre se hace en referencia a la productividad total factorial. Hay que partir que estos aumentos son una especie de redistribución de la riqueza que generan las empresas, que en este momento no se está viendo”, explicó Juan Daniel Oviedo, exdirector del Dane.

Por último, para Carlos René Jiménez, profesor de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas de la Universidad de San Buenaventura, no hay que olvidar que “si la productividad es baja, es probable que la inflación sea más alta”, puesto que cae la oferta, pero se mantiene la demanda.

“La inflación puede aumentar el costo de vida, lo que afecta directamente el poder adquisitivo de los salarios, incluido el salario mínimo y frente a la competitividad, si las empresas son menos productivas, pueden ser menos competitivas a nivel nacional e internacional. Esto podría afectar la demanda de bienes y servicios, lo que a su vez puede influir en la capacidad de las empresas para pagar salarios más altos”, agregó este académico.

Una de las consecuencias de no ir de la mano con la realidad de la productividad y el desempleo que ya se aprecia, según los analistas, será una disparada de la informalidad, que actualmente supera el 50%. 

DANIEL HERNÁNDEZ NARANJO
Periodista Portafolio

Destacados

Más Portales

cerrar pauta