‘El mercado de capitales debe subir al siguiente nivel’

Tiene que convertirse en una opción real de fondeo para empresas de todos los tamaños, dice el presidente de la Bolsa de Valores de Colombia.

Juan Pablo Córdoba Garcés, presidente de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC)

Juan Pablo Córdoba Garcés, presidente de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC), insiste en llevar al mercado a la gente.

Rodrigo Sepúlveda/Portafolio

POR:
Portafolio
marzo 03 de 2019 - 08:00 p.m.
2019-03-03

El diagnóstico es claro: el mercado de capitales necesita profundidad, liquidez, emisores e inversionistas. Gran parte de la tarea está en que se convierta en una de las alternativas de financiación para las empresas de todos los tamaños y sectores de la economía.

Para Juan Pablo Córdoba Garcés, presidente de la Bolsa de Valores de Colombia (BVC), este sería el nivel deseable y por ello, confía en que las recomendaciones que salgan de la Misión del Mercado de Capitales sean el derrotero de las políticas de largo plazo. Sobre este y otros temas, el directivo habló con Portafolio.

(En lo que va del 2019, las acciones han ganado 5%). 

¿Cómo comenzaron el año?

En términos generales bastante bien. Se superó mucha de la incertidumbre que hubo en 2018 y hay un consenso sobre el mejor desempeño de la economía este año e incluso para los próximos. Hay buenos resultados de las empresas y no es sorprendente que eso se vea reflejado en términos de valorizaciones en el mercado de acciones, con casi 14% en lo corrido del año. También se ha visto buen desempeño en los activos de deuda, por ejemplo los bonos traen una buena dinámica en los últimos dos años, porque la reducción de las tasas de interés ayudó mucho y las emisiones están nuevamente alrededor de los 10-12 billones de pesos al año, y el sector real vuelve a ser el emisor principal.

¿Cuáles son los temas claves para el mercado este año?

Está en proceso un estudio de la Misión de Mercado de Capitales que debería no solo hacer un diagnóstico -sobre el cual creo que hay consenso-, sino sobre todo pensar temas de fondo en términos de actuaciones y recomendaciones de política, que apunten a resolver los problemas estructurales. Hasta el 2013-14 el mercado venía con una muy buena dinámica y a raíz de la caída del precio del petróleo, de la devaluación y del incremento del riesgo país, se perdió mucho impulso. El mercado llegó a un nivel satisfactorio pero se quedó un poco estancado y por eso necesitamos ver cuál es esa agenda de reformas y de acciones para llevarnos al siguiente nivel. Es importante recalcar que un país que cuenta con un mercado de capitales desarrollado, amplio, líquido y con la participación de muchos agentes es una fuerza que acelera el crecimiento económico, así que quedarnos satisfechos con lo que ha pasado en los últimos años no es aceptable y tenemos que dar ese salto de la mano de la Misión.

(Otra medida para darle liquidez a la acción BVC).


Seguramente esto no va a ser un tema de sacar unos decretos, sino que las recomendaciones serán reformas complejas, una agenda cuya implementación va a tomar años y con temas muy de fondo.

¿Como cuáles?

Por ejemplo, el manejo del sistema pensional, las rentas vitalicias, los costos para los emisores, cómo llegar al mercado… pero lo importante es que el país tenga un derrotero sobre para dónde vamos, por qué es importante potenciar aún más el mercado, cuál sería el siguiente nivel deseable y cuál es la agenda de reformas que se requiere.

¿Qué quiere decir que el mercado llegue al siguiente nivel?

Uno de los temas más importantes es que todas las empresas colombianas vean oportunidades de crecimiento y de financiación en el mercado. A pesar de todos los esfuerzos y contactos que hemos tenido con muchas compañías, a la hora de la verdad la gran mayoría de firmas colombianas no ven esta opción de financiación como una realidad. La idea es que todas las empresas sientan que encuentran recursos en el mercado de capitales, que el acceso es sencillo y que si hacen la tarea, con buenos planes de negocio e iniciativas de crecimiento, puedan contar con el apoyo de los inversionistas y diversificar sus fuentes de fondeo. El indicador que sería deseable para mí es que cualquier compañía vea todas las semanas a una empresa como ella que está financiándose en el mercado. Obviamente no serían emisiones a plazos tan largos, con lo cual el nivel de riesgo es menor para el emisor y para el inversionista. Posiblemente estemos lejos de eso, pero es el norte que debemos tener.

¿Cómo hacerlo?

Eso tiene que ver con procesos de emisión, asuntos tributarios y de regulación, pero también con el apetito de los inversionistas, de ver cómo podemos llegar a ellos con instrumentos que les ayuden a diversificar sus portafolios y mejorar su relación riesgo-retorno. El otro indicador importante –en el que a pesar de que habíamos avanzado se frenó– es la masificación, tenemos que ser capaces de decirles a todos los colombianos que en el mercado de capitales encuentran oportunidades de inversión accesibles, a un costo razonable y que permitan diversificar frente a las alternativas a las que estaban acostumbrados.

¿De qué manera se ha avanzado para masificar?

Con el modelo tradicional no hemos sido exitosos, pero a través de la tecnología y las aplicaciones digitales sí vamos a poder. En canales digitales hay poco diferente a los servicios bancarios, tampoco tenemos intermediarios especializados en el tema, pero la Superfinanciera ha avanzado en adecuar las normas y permitir que estas herramientas se puedan utilizar y hoy hay iniciativas en fase experimental. Nosotros estamos trabajando con una ‘fintech’ en una ‘app’ para invertir directamente en acciones a bajo costo. Además, hay que usar mejor la red bancaria para distribuir los productos y que haya una vinculación integral al sector financiero. Sea cual sea la forma, llevar el mercado a la gente es un objetivo en el que hay que perseverar, y la tecnología nos permitirá hacerlo eficientemente.

¿Cómo evitar que la Misión sea otra de las comisiones de expertos que emiten recomendaciones que poco se atienden?

Es un asunto de prioridades de política pública y del país. Lo que puedo decir es que la evidencia internacional demuestra que los países que logran desarrollar su mercado de capitales aceleran su crecimiento económico, lo hacen más diverso y más incluyente, entonces las recomendaciones deberían estar en la agenda como un derrotero de largo plazo. Es clave la construcción de una institucionalidad que ponga la agenda del mercado de capitales en la agenda pública nacional.

¿Qué tiene la BVC en la agenda?

Como empresa, la Bolsa ha llevado a cabo un proceso de transformación muy importante en los últimos cinco años, pensando en cómo podemos hacer mejor las cosas, ser más eficientes, cómo servir mejor a los clientes y usuarios del mercado y ese proceso terminó en diciembre. Eso permite enfocarnos nuevamente en el desarrollo del mercado, en más y mejores inversiones para ser más costo-eficientes y sacar más productos. Hoy, la compañía es tres veces más grande de lo que era en el año 2013, nos hemos diversificado y hemos buscado rentabilidad y nuevas fuentes de ingresos, que nos dan una fortaleza financiera para invertir con mayor capacidad en el desarrollo del mercado, que es nuestra obsesión y nuestro objetivo.

Si los últimos cuatro años fueron de transformación en la BVC, ¿cómo definiría lo que será el 2019?

Vamos a empezar a cosechar lo que hemos trabajado. La diversificación de ingresos nos da una gran solvencia financiera que nos da tranquilidad para seguir invirtiendo en el mercado y esperamos que la rentabilidad de la empresa crezca. Hicimos una gran transformación tecnológica y entre este año y el próximo entregaremos nuevos productos. Algunos proyectos, que nos llevarán a estándares internacionales, son el de compensación y liquidación en Cámara del mercado de acciones y, en renta fija, que es un mercado amplio y que funciona bien, seguiremos mejorando la tecnología para que se pueda invertir en bonos colombianos desde cualquier parte del mundo y con mejores estándares de cumplimiento para los extranjeros.

¿Cómo atraer más emisores?

Hoy en día hay más plata disponible para invertir en bonos corporativos que emisiones saliendo. Este es un llamado a que las empresas se tomen en serio las opciones de financiación a través del mercado porque son muy atractivas. Si soy una empresa normal, que va a necesitar financiamiento de manera permanente y en cuantías crecientes, tener una relación de largo plazo con el mercado es buena idea, es una fuente alternativa que me da cosas diferentes y me permite complementar muy bien mi estrategia de financiamiento. Hemos visto una buena dinámica en los últimos dos años, y la Superfinanciera ha hecho ajustes para reducir los costos, agilizar los trámites, la creación del segundo mercado, así que nada de eso puede ser una excusa, la conversación debe ser más constructiva sobre cuáles son las ventajas de ser un emisor.

¿Cómo las empresas pueden quitarse el síndrome del Triple A? ¿Hay demanda para ellas?

Hay cosas que nos permiten ver de manera distinta el futuro. La nueva normatividad de Basilea incentiva a los bancos a que les exijan a sus deudores corporativos que se califiquen y las provisiones a depender de la calificación de riesgo. A muchas compañías no les sonaba el tema, pero ya no van a poder escapar a eso, será un tema lento pero se generará una cultura para que pierdan el miedo a calificarse y aprendan cómo mejorar. Ya hay fondos de inversión que buscan estimular el mercado de estas empresas, incluso los fondos de pensiones quieren y estamos buscando el vehículo que les permita hacerlo.

¿En qué va el proyecto a2censo?

Queremos romper la incoherencia entre las necesidades de financiación de las empresas promedio y las posibilidades de financiación en el mercado de capitales, por eso estamos en la creación de esta plataforma digital tipo ‘crowdfunding’ para reducir el componente de costos asociados a la emisión a su mínima expresión. Esto es una invitación a que creemos un ecosistema que permita a las empresas medianas y pequeñas acceder a fuentes de financiación alternativas, de manera segura, vigilados por la Superfinanciera en un modelo que nos permite acercarnos a las pymes, para que hagan emisiones de menor cuantía a las tradicionales. La idea es que en el segundo semestre podamos tener la versión 1.0 de la plataforma.

ASOCIACIÓN CON FINTECH, VITAL

“El modelo antes en la industria financiera era que las entidades hacían todo y la ventaja competitiva era en dominar el negocio, las redes y los clientes. Pero la realidad es que en las agendas de las instituciones grandes, experimentar internamente es costoso, y el mundo de hoy es colaborativo", dice el presidente de la BVC, Juan Pablo Córdoba, quien considera que la asociación con las ‘fintech’ es “vital”.

“La conversación es cómo trabajamos juntos para mejorar la experiencia del usuario en cualquiera de las formas en que quiera acceder a los servicios del mercado”, dice e insiste en que la Bolsa está abierta a iniciativas para acercar el mercado de capitales al país, al tiempo que dice que están en proceso de vinculación a Colombia Fintech. Puntualizó que en Colombia es mayor la de- manda de transformación digital que la oferta.

Luisa Gómez Rodríguez
Subeditora de Portafolio

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido