close
close

Finanzas

El oro no ha sido refugio por la volatilidad de los mercados

En la actualidad el metal se encuentra en su cotización más baja del año, aunque con la posibilidad de una recesión mundial.

El oro no ha sido refugio por la volatilidad de los mercados

El oro no ha sido refugio por la volatilidad de los mercados.

EL TIEMPO

POR:
Portafolio
julio 31 de 2022 - 07:00 p. m.
2022-07-31

Aunque en los últimos días ha registrado una leve alza, el precio del oro se encuentra en su nivel más bajo del año y su protagonismo como refugio durante la actual volatilidad geopolítica y de mercados mundial ha cedido frente al dólar, que claramente se ha fortalecido.

(Según la Contraloría, 85% del oro que se exporta es de minería ilegal).

Tradicionalmente el oro ha servido de refugio para los inversionistas ante grandes acontecimientos como guerras, colapsos económicos y financieros o fuertes caídas de las bolsas mundiales, y ese protagonismo se hizo patente en el 2020, el año en el que el mundo comenzó a vivir la pandemia, pues su precio subió cerca del 25%.

Sin embargo, en el 2021 el metal precioso comenzó a perder algo de brillo, con una caída de su cotización del 3,5%. Y este año el descenso de su precio llega al 3%.

Analistas consideran que precisamente la depresión que está viviendo su precio, luego de haber alcanzado máximos de US$2.050 la onza, cuando Rusia invadió a Ucrania, podría ser un motivo para volver a subir, en momentos en que la inflación a nivel mundial no cede, las tasas de interés están en alza y además se considera la posibilidad de que en los próximos meses se presente una recesión mundial, liderada por Estados Unidos.

Claro que el regular momento que vive la cotización del metal dorado también podría estar influido por la decisión de la Unión Europea de prohibir las importaciones de ese producto tras una acción determinada por el G7 para cortarle de alguna manera una importante fuente de ingresos.

De acuerdo con la información de Refinitiv, en los últimos días el precio del oro alcanzó a romper el piso de los US$1.700, lo que ha puesto en alerta a los inversionistas ante las posibilidades que esto plantea en materia de protección o de especulación con el propósito de obtener utilidades en corto tiempo.

Sin embargo, no todos ven un momento de depresión en la cotización de ese metal y en cambio aconsejan mirar más en el largo plazo.

Camilo Pérez, gerente de Investigaciones Económicas del Banco de Bogotá dice que si se revisa en un horizonte de décadas, el precio del metal amarillo está en los máximos y sí es un refugio ante eventualidades, “pero hay que tener en cuenta que como el precio del oro está en dólares y en la medida que la divisa esté más alta, los precios de los commodities (materias primas) tienden a perder nivel”.

Por su parte, José Ignacio López, director de Investigaciones Económicas de Corficolombiana comenta que el mercado del oro ha sufrido unas transformaciones y ha perdido algo de protagonismo.

Menciona que uno de los factores es que los bancos centrales no están comprando el metal precioso y en cambio hay algo de desacumulación, como la acción que hizo el Banco de la República “y en esta coyuntura claramente el refugio ha sido el dólar, pues hay liquidez con la divisa, poca protección ha generado el oro, casi ninguna han generado las criptomonedas que han desilusionado como activo refugio, si es que en algún momento generaron esa promesa, y lo que hemos visto es una ganancia de minoristas en el oro”.

López asegura que en la medida que se ha retirado la liquidez, el apalancamiento ha obligado a muchos de esos minoristas a incluso vender posiciones en oro “y lo que hemos estado viendo es una pérdida de esa correlación en la que muchos más buscaban el oro como refugio”.

Por su parte, Edgar Jiménez, del Laboratorio Financiero de la Universidad Jorge Tadeo Lozano considera que similar a las correlaciones inversas de que cuando el precio del commoditie en términos de dólares baja, el precio de la divisa sube, como suele ocurrir con el petróleo, con el oro sucede lo mismo, aunque a veces esa correlación se pierde y luego se recupera.

Además, coincide en que en una situación económica o política difícil una de las coberturas es el oro y para adquirirlo hay que comprar dólares, lo que los haría subir y también el comoditie, pero esto no se ve en la actualidad.

Otro factor que pone en consideración es a la gente y los inversionistas podrían no interesarle cubrirse en oro pues ve que la situación económica no tiene tal nivel de preocupación para acudir a protegerse.

Además, agrega que durante la reciente volatilidad mundial con el precio del dólar en el caso de Colombia y algunos países emergentes se dieron adicionalmente ataques especulativos contra sus monedas aprovechando factores de tipo político.
Ante los recortes de precio que se han visto en el metal precioso en los últimos meses, varios consideran que es en este momento es una buena opción de inversión aunque de manera conservadora, en pequeñas posiciones.

PORTAFOLIO

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido