close
close

Finanzas

Emisión de deuda, ¿cuál es el límite de practicar esta teoría?

Analistas explican el modelo económico que impulsó a economías como la china, donde ahora ronda el fantasma del impago y de crisis.

Evergrande

Un ciudadano chino pasea frente a un complejo de edificios de Evergrande, la polémica constructora.

AFP

POR:
ROBERTO CASAS LUGO
octubre 29 de 2021 - 08:36 p. m.
2021-10-29

En su objetivo de generar crecimiento económico, los países suelen optar por diferentes estrategias para el corto, mediano y largo plazo. Si bien cada cual ejecuta un modelo que más se adapte a su sistema político o social, el apalancamiento de la deuda se convirtió en un esquema generalizado y que se presenta con mucha normalidad en el continente asiático, siendo China el mayor referente de esto.

“La deuda en sí no es ni buena ni mala, es un instrumento; lo que la hace buena o mala son los propósitos en los que se utiliza”, comentó Diego Camacho, economista internacional de Credicorp Capital.

(Emisión de bonos de deuda ya va mejorando cifras de 2020). 

Camacho ejemplificó que, en el caso de Estados Unidos este lleva entre unas cuatro o cinco décadas endeudándose para consumir, mientras que su rival geopolítico, China, hace lo propio pero para invertir.

El Partido Comunista chino, de extenso mandato gubernamental, le dio un vuelco a la economía del país, donde aplicó “las mejores prácticas del capitalismo” a su estilo, dice Camacho, logrando así la instalación de fábricas, el empleo de económica mano de obra local y el aumento de sus exportaciones, con lo que logró así mejorar la precaria economía local.

Sin embargo, la historia se partiría en dos luego de la crisis financiera de 2008.

(Más empresas acudieron a emitir bonos de deuda). 

“Como respuesta, el gobierno chino generó un plan de estímulos a la empresa china basado principalmente en deuda (...) En su momento resultó un crecimiento muy fuerte de la economía y generó un crecimiento si precedentes en el sector de la construcción”, señaló el profesor de la Universidad del Rosario Alejandro Useche.

Ante este panorama de crecimiento de la economía, muchas empresas deciden apostar por este sector de la construcción financiándose con títulos valores de bonos, sin embargo, la garantía para el pago estaba basada en el mismo inmueble.

"Lo que pasa es que muchos empiezan a adquirir sobre planos y estas empresas inician construcciones con base en capital que han recogido por un lado de emisión de títulos valores y de las cuotas iniciales de los clientes, sin embargo el ritmo en que se está moviendo la construcción fue exagerado y se empieza a dar una cantidad de caos", dijo el catedrático.

Ahora bien, todo este crecimiento de las empresas chinas se encontró con la realidad de que estaban creciendo a un ritmo más acelerado que el resto de la economía, lo que eventualmente el programa de deuda se volvió insostenible, generando casos como el de Evergrande, la constructora al borde del colapso.

Aunque no es el único caso, los focos de la opinión pública mundial están sobre la citada compañía, que si bien ha logrado calmar las aguas recientemente con la cancelación in extremis de intereses atrasados, el fantasma de un default le continúa rodeando.

Useche agrega que el Gobierno chino es perfectamente consciente de lo que está en riesgo, por ello, comenzó a subsidiar a algunas de estas empresas y al mismo tiempo las presiona para cancelar sus facturas en mora.

“Las inmobiliarias chinas se creyeron la idea de los crecimientos perpetuos y hoy enfrentan problemas de pago. Aunque no es el mayor escándalo de incumplimiento, el sector recoge el ahorro por varios años de los chinos”, concluyó Diego Camacho.

ROBERTO CASAS LUGO 

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido