Las empresas de carga se desaceleran junto con la economía

Los volúmenes de envíos a Estados Unidos se han reducido a niveles preocupantes

POR:
octubre 31 de 2008 - 05:00 a.m.
2008-10-31

Las compañías de carga y transporte están reportando una reducción marcada en el volumen de cargamentos, una señal de que el comercio global ha empezado a desacelerarse.

Los bienes enviados por camión, tren y barco hacia Estados Unidos se han reducido en volumen y las compañías de transporte están pronosticando un declive a medida que la crisis global desacelera al sector manufacturero y frena el gasto de los consumidores.

Las empresas de carga son consideradas un barómetro de la salud de la economía.

Normalmente, en septiembre y octubre se registra un aumento de los envíos previos a las fiestas de fin de año.

Sin embargo, el gigante estadounidense de carga United Parcel Service Inc. dijo recientemente que había registrado "declives precipitados" en volumen durante el mes de septiembre en entregas para el día siguiente, un negocio de gran margen de beneficios.

El presidente de la compañía, Scott Davis, dijo hace poco a inversionistas y analistas que la recuperación económica de EE.UU. podría no concretarse antes de 2010.

Otra empresa de carga, YRC Worldwide ¿antes conocida por su marca Yellow Corp.¿ reportó la semana pasada US$36,6 millones en ganancias en el tercer trimestre, una cifra menor a los US$40,7 millones registrados en el mismo período el año previo.

Excluyendo una ganancia extraordinaria, YRC habría reportado una pérdida de US$25 millones, dijo su presidente ejecutivo, William D. Zollars. "Es una época aterradora para la economía", agregó.

Union Pacific Corp., la mayor empresa ferroviaria de EE.UU., dijo recientemente que los volúmenes de cargamentos del tercer trimestre se reducirán cerca de 5%. Mientras que las tres principales compañías ferroviarias de ese país ¿Norfolk Southern Corp., Union Pacific, y CSX Corp.¿ reportaron caídas de volumen de carga en el tercer trimestre respecto al año pasado. "2009 va a ser un año duro", dijo James Young, presidente ejecutivo de Union Pacific Corp. "Los consumidores se han contraído aún más y vamos a tener que gestionar la compañía teniendo eso en cuenta".

Rick Peterson, un analista de transporte de UBS, predice que el volumen de carga en la industria ferroviaria caerá 5% en 2009 respecto a 2006, algo que, dice, "denota recesión".

El transporte por vía marítima también está bajo presión. El número de contenedores de carga llegando a EE.UU. a través de sus 10 principales puertos entre enero y septiembre fue 7,2% más bajo que en el año anterior, según Paul Bingham, director de gestión de HIS Global Insights, que monitorea datos de los puertos. Dichos contenedores normalmente transportan bienes de consumo, desde ropa a productos electrónicos.

La industria estadounidense de transporte de carga terrestre está en su peor momento "desde la Depresión", afirma Ray Kuntz, presidente ejecutivo de Watkins and Shepard Trucking, Inc., y ex presidente ejecutivo de la Asociación Estadounidense de Camioneros.

Kuntz añadió que despidió a 40 personas en septiembre, normalmente un mes cuando contrata a personal de cara al aumento de volumen por las fiestas de fin de año.

La crisis crediticia está restringiendo el efectivo en un momento delicado.

Los tiempos difíciles representan un vuelco abrupto de la suerte de las compañías de carga como YRC Worldwide. Hace dos años, la empresa con sede en Overland Park, Kansas, reportó ganancias récord.

El presidente ejecutivo, William D. Zollars, aparecía con frecuencia en la televisión por cable para hablar sobre las operaciones de su negocio.

Tenía más de US$8.000 millones en ingresos anuales y 900.000 clientes.

Hoy, su volumen está en declive y está lidiando con una serie de adquisiciones mal gestionadas. En los últimos cuatro años, sus acciones han caído más de 90%.

En una entrevista reciente, Zollars, de 60 años, dijo que la compañía está mejor de lo que se rumora en Wall Street.

Zollars asegura que YRC Worldwide está bien posicionada de cara al futuro cuando complete la integración de Yellow y Roadway a fines de 2009, algo que conllevará combinar sus terminales, eliminar rutas y realizar despidos.

Siga bajando para encontrar más contenido