close
close

Finanzas

En 6 meses, Emisor ha subido tasa 3,25 puntos porcentuales

Segunda alza consecutiva de un punto, pero dos miembros de la Junta Directiva votaron por subir 1,5 puntos. Suben a 4,7% la proyección del PIB.

Banco de la República

Segunda alza consecutiva de un punto del Banco de la República, pero dos miembros
de la Junta Directiva votaron por subir 1,5 puntos. Suben a 4,7% la proyección del PIB.

El Tiempo

POR:
Portafolio
marzo 31 de 2022 - 08:00 p. m.
2022-03-31

Durante los dos años de pandemia el Banco de la República ha movido las tasas de interés 2,5 puntos porcentuales hacia abajo y 3,25 puntos hacia arriba, aunque esta última tendencia no ha terminado y se esperan más alzas en los próximos meses para controlar las expectativas de inflación.

(El Banco de la República incrementó a 5 % las tasas de interés).

De marzo a septiembre de 2020 el Emisor llevó su principal tasa del 4,25% al 1,75%, mientras que de septiembre de 2021 a marzo de este año la subió al 5%.

Con el incremento de 100 puntos (un punto porcentual) de ayer, ya son dos veces consecutivas
este año que el Emisor sube en la misma magnitud el costo de su principal instrumento con el que suministra liquidez y que además es el máximo que ha aplicado en los últimos 23 años.

(PIB de 2022 de Colombia: mercado eleva proyecciones de crecimiento).


No obstante, dos miembros de la Junta Directiva del Emisor votaron por subir 150 puntos básicos (1,5 puntos porcentuales) para enfrentar la inflación, que al cierre de febrero sobrepasó el 8% anual, por encima de la meta de la autoridad monetaria.

El gerente del Banco de la República, Leonardo Villar, dijo que en su discusión de política la Junta Directiva tuvo en cuenta ocho aspectos.

Explicó que la inflación total continuó su tendencia al alza y registró en febrero una variación anual de 8,01%, dentro de la cual se destaca el rubro de los alimentos, cuyo incremento anual fue de 23,3%. La inflación sin alimentos ni regulados aumentó de 2,49% en diciembre 2021 a 4,11% anual en febrero.

Asimismo, aseguró que la invasión de Rusia a Ucrania podría intensificar las presiones alcistas sobre los precios internacionales de algunos bienes e insumos agrícolas, la energía y el petróleo. En este contexto, las diferentes medidas de expectativas de inflación han continuado en aumento.

En el caso de los analistas económicos la encuesta mensual del Banco de la República mostró que esperan una inflación total de 6,4% para 2022 y de 3,8% para 2023.

También comentó que los indicadores disponibles muestran un buen dinamismo de la actividad económica a inicios de año. El indicador de seguimiento económico (ISE) para enero señaló un crecimiento anual del 7,8%.

El gerente del Banco de la República aseguró que la encuesta mensual de industria y comercio mostró que la actividad manufacturera presentó en enero un crecimiento anual del 15,1%, y las ventas reales del comercio minorista se incrementaron en 20,9%.
Sube pronóstico de PIB.

De otra parte, la tasa de desempleo bajó de 15,1% en febrero de 2021 a 12,9% en febrero de 2022. El equipo técnico revisó al alza su pronóstico de crecimiento para 2022 de 4,3% a 4,7%. Lo anterior implica que los excesos de capacidad productiva continuarían reduciéndose a un ritmo más rápido de lo previsto.

Villar dijo que con la decisión de subir a 5% la tasa, “la autoridad monetaria reitera su compromiso con el retorno gradual de la inflación a la meta de 3% anual, para lo cual seguirá tomando las decisiones que sean necesarias”.

El ministro de Hacienda, José Manuel Restrepo, uno de los siete miembros de la Junta Directiva del Emisor, destacó que la decisión se tomó por la persistencia en el choque de precios y que se extiende no solo a los alimentos, sino a la inflación sin alimentos y regulados, y que la Guerra en Ucrania está afectando algunos insumos para la producción agropecuaria.

Resaltó aspectos como el aumento de la perspectiva de crecimiento del PIB, el cierre de las brechas de producto, la reducción de la necesidad de una política expansionista y la mejora de las cifras de empleo.

Villar, por su parte, advirtió que la incertidumbre era clara pues se pensaba que comenzaba a ceder la inflación de alimentos pero el conflicto en Ucrania afecta la oferta mundial de alimentos y fertilizantes, y otros insumos que golpearía los precios en ese sector. “Los impactos son inciertos y podría generarnos sorpresas. Hacia mayo podríamos ver una baja en la inflación de alimentos y en especial la economía colombiana”, dijo el gerente general del Banco de la República.

Restrepo enfatizó en que el Emisor venía de una reducción significativa de tasas para coadyuvar en la recuperación económica y en la actualidad, pese a los aumentos, estas siguen siendo negativas por la alta inflación por lo que “son proclives a al proceso de reactivación. Ahora lo que se busca es evitar el aumento de precios y el golpe al poder adquisitivo de los colombianos”. “La decisión se tomó para proteger esta capacidad de los ciudadanos”, recalcó.

Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco, dijo que “si bien es cierto que el aumento de la tasa va en el camino correcto para controlar la inflación, va a afectar a algunos sectores de la economía como el crédito del sector bancario”.

PORTAFOLIO​

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido