Finanzas

Energías combinadas serán una posible solución en el futuro del sector

La generación de energía a través de sistemas no convencionales está revolucionando las políticas de acción frente a la comercialización, aplicación y fomento de las mismas en todo el mundo.

POR:
febrero 02 de 2010 - 05:00 a. m.
2010-02-02

Mientras muchos países han ido implementando plantas de energía eólica, proyectos de energía marina (mareomotriz), otros empiezan a producirla a base de biomasa y un buen número se concentra en la energía solar, en Colombia, los acercamientos a las propuestas de energía alternativa se han limitado a soluciones individuales, de personas e industriales que buscan proveedores, para instalar sus proyectos de abastecimiento particular.

Igualmente, hay algunos programas de investigación promovidos por universidades y empresas de energía que exploran alternativas de obtención energética.

Sol, energía natural

La posibilidad de obtener energía del sol se remonta a la década de 1950, con modelos eficientes en Europa y Estados Unidos, y llega a Colombia de la mano de la arquitectura sostenible, que busca generar proyectos de bajo impacto ambiental, persistentes en el tiempo, lo cual ya es posible en el país, pero requiere de una apertura en el sector y de cambios en la normatividad y por parte del Estado.

"Para su desarrollo, el Estado tendría que dar incentivos, por ejemplo, reducir impuestos, apoyar proyectos sostenibles, dar fondos para la investigación, etc. Además, por lo general, los elementos que se requieren para su implementación son importados, lo que encarece el proceso", dice el arquitecto Camilo Holguín, de Nativa, una empresa que trabaja proyectos arquitectónicos con sentido ambiental.

Pese a estas dificultades y aunque la inversión es alta, con los años esta se traduce en ganancia, apuntando a la eficiencia y sostenimiento, mediante la autogeneración y la posible venta de energía a las empresas de abastecimiento tradicionales.

Para conocedores como Andrés Hernández, PhD. en Energía y Sistemas de Control y profesor investigador asociado de la Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito, "el país sí tiene futuro frente a estas propuestas. Si se analizan las características nacionales, existen muchos sitios del territorio que sufren por el suministro de energía, que poseen recursos energéticos locales, pero no se encuentran interconectados.

"Por lo que pienso que la solución no está sólo en el sistema de paneles solares, está en la combinación de diferentes tipos de energías no convencionales; por ejemplo, la combinación de la solar con la eólica o con la geotérmica, o con la generación de energía convencional, a partir de combustibles.

"Al sistema solar le veo un inconveniente y es que su conversión y eficiencia es limitada, lo que necesita de grandes extensiones de terreno, cubiertos de paneles solares, para generar suministros importantes, como el que requiere un pueblo de mil habitantes".

Para Hernández, lo ideal sería armar sistemas híbridos de alimentación energética que suplan las necesidades individuales y colectivas. Igualmente, sostiene que estos tipos de energías amigables aplican más para zonas rurales, donde se evidencian deficiencias en los suministros por parte de las compañías de energía locales.

La realidad nacional

Según los expertos, el aumento en las propuestas de producción de energías limpias, sea cual sea su origen de generación, depende, en gran medida, de una política clara, que ha sido el impulso que países como Alemania, Francia y España le han dado al tema.

"La idea es que se establezcan acercamientos con el Estado colombiano para que adjudiquen beneficios a quienes implementen sistemas no convencionales, como el de energía solar. Entre esos beneficios está la exención de impuestos, financiación y subsidios para incrementar el desarrollo y mercado de la producción de energías limpias", indica Enrique Villa, gerente general de Coltécnica Ltda., una compañía comercializadora de celdas fotovoltaicas.

Cabe decir que, en la actualidad, un sistema promedio tiene un valor aproximado de seis millones quinientos mil pesos, que entrega 977Wh (vatios hora día) que permite 5 horas para 4 bombillos de 11W, 4 horas de un ventilador de 75W, un PC portátil de 130W por 2 horas y una toma de 35W por 2 horas.

Uniendo esfuerzos

Para dar paso al futuro en el que el usuario llegue a autoabastecerse de manera 'inteligente', e incluso venda la misma energía que obtiene del sistema de paneles solares, se requiere, según el ingeniero Enrique Villa, "de la generación distribuida para que los pequeños proveedores puedan vender, mientras que el usuario se autoabastece y decide qué hacer con la energía que carga en el día, pero que no utiliza. La puede guardar en baterías para ser usada en la noche o inyectarla a la red. Así la podría estar vendiendo a su empresa local de energía".

El ingeniero Hernández añade que al poner a funcionar un sistema integrado, "se necesita de un contador de doble vía, que permita medir tanto la energía suministrada por la red al usuario, como la que él entrega a esta".

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido