close
close

Finanzas

¿Es Colombia vulnerable a la inseguridad alimentaria?

Según la FAO, 13,5 millones de ciudadanos no se pueden permitir una dieta saludable en el país. 

Desnutrición

El proyecto piloto de esta galleta enriquecida ya se ha puesto en funcionamiento en Guatemala, hasta donde se transportaron 40 toneladas de galletas.

Archivo particular

POR:
DIANA K. RODRÍGUEZ
julio 15 de 2022 - 08:08 p. m.
2022-07-15

La incertidumbre ante una posible crisis alimentaria, los desafíos a los que se enfrentan las diferentes naciones, parten de todas las formas de malnutrición existentes y los acontecimientos como el paso de la pandemia por covid-19 y la guerra entre Rusia/Ucrania, que han contribuido en la persistente posibilidad de sufrir de inseguridad alimentaria.

(Lea: ¿El Banrep intervendrá el mercado cambiario por el alza del dólar?). 

De acuerdo con el informe ‘El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2022’, de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), para el 2021 entre 702 y 828 millones de personas padecían hambre en el mundo. “La cifra ha aumentado en unos 150 millones desde la irrupción de la pandemia de la covid-19. 103 millones de personas más entre 2019 y 2020 y 46 millones de personas más en 2021”, afirman.

Así mismo, de acuerdo con la organización, según las previsiones “cerca de 670 millones de personas seguirán padeciendo hambre en 2030, es decir, el 8% de la población mundial”.

Situación actual de Colombia

Ante la vacilación de si en Colombia se puede sufrir de una crisis alimentaria en lo que queda del año, de acuerdo con la FAO, la prevalencia de desnutrición total en la población de colombiana para el 2021, fue de 8,2%, lo que determinó que 4,2 millones estuvieran en esta condición.

Asimismo, según el informe, el 26,5% de las personas en Colombia no pueden permitirse una dieta saludable, lo que quiere decir que 13,5 millones de ciudadanos, no tienen acceso a una buena alimentación. Además, de que para la FAO, en el 2020 el costo de una dieta saludable per cápita por día equivale al menos US$3.

Y aunque la incertidumbre se mantiene, para el presidente de la Sociedad de Agricultores Colombianos (SAC), Jorge Bedoya, la seguridad alimentaria tiene unas condiciones habilitantes como la producción rentable de alimentos y acceso a la comida por parte de los colombianos en las condiciones más vulnerables.

Para el presidente, “desde el punto de vista de la producción de productos en lo que queda del año, depende de lo que ocurra con los cultivos de ciclo corto y las cosechas que salgan a partir de julio y la recuperación de algunos productos del sector pecuario, como el huevo que trae una producción reducida por las millones de aves que murieron el año pasado en medio de los bloqueos a las carreteras del país”.

Respecto a la seguridad alimentaria, afirma que “está jugada con lo que está ocurriendo respecto a siembras y cosechas, pero indiscutiblemente yo estimo que puede haber una producción suficiente de alimentos en el país, no obstante, en algunos productos puede haber una reducción en la oferta por las condiciones coyunturales”.

Por su parte, Juan Carlos Buitrago, director general de la Asociación de Bancos de Alimentos de Colombia (Ábaco), la situación de hambre en el país es crítica y las causas que podrían llevar a una posible crisis alimentaria se reflejan en, “el desempleo desatado por la pandemia que incrementa los índices de pobreza, la crisis que representa la guerra entre Ucrania y Rusia, que eleva los precios de los alimentos, la migración de ciudadanos venezolanos al país que alcanza la cifra de 1,8 millones de personas”.

Sin embargo, para la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (Andi), desde su Cámara de la Industria de Alimentos, afirman que cuentan con suficientes recursos en Colombia “que deben ser gestionados por diversos actores de manera eficaz para la entrega de alimentos a los colombianos”.

Asimismo, la Andi, asegura que, “comprendemos que hay algunos alimentos y materias primas que por efectos de productividad no es posible producirlos en la escala que Colombia necesita, para ofrecerlos a unos precios competitivos que le permita a todos los hogares tener acceso a ellos”.

De acuerdo con el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (Dane), en 2019 las personas en pobreza monetaria extrema, es decir cuyos ingresos no alcanzaban para cubrir los gastos en alimentos de una canasta básica mínima, eran 4,6 millones, en 2020 aumentaron notablemente a 7,4 millones, y en 2021 disminuyeron a 6,1 millones. Las personas en pobreza monetaria para el 2019 eran 17,4 millones, en 2020, 21 millones y para el 2021, 19,6 millones.

(Además: Inflación llegaría a 9,32% en 2022, según encuesta del Emisor). 

Por su parte, Guillermo Sinisterra, doctor en Economía de la Universidad Estatal de Nueva York, afirma que “dado el mayor precio de los alimentos, una recuperación económica que no se refleja completamente en el empleo y una crisis mundial que puede empeorar las perspectivas económicas en los próximos meses, hacen que el país se perfile como una de las naciones que seguirá teniendo una parte importante de la población con inseguridad alimentaria”.

Entre los departamentos más afectados se encuentran el Chocó, la Guajira, Magdalena y Cauca.

DIANA K. RODRÍGUEZ

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido