Esperanza para pacientes con sarcoma de tejidos blandos gracias a molécula de origen marino

Después de más de 20 años sin que la ciencia realizara avances en contra de los sarcomas de tejidos blandos, se descubrió una novedosa molécula antitumoral conocida como trabectedina.

POR:
junio 05 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-06-05

Esta se comercializa en Colombia como Yondelis y acaba de recibir la aprobación en el país por parte del Invima.
 
"Hasta ahora, ha habido pocas opciones de tratamiento disponibles para pacientes con sarcoma de tejido blando", asegura Janssen - Cilag Colombia, la farmacéutica que se encarga de la distribución en el país. "La aprobación de Yondelis proporcionará a los médicos una importante nueva opción para el tratamiento avanzado de sarcoma de tejidos blandos y ofrecerá beneficios significativos para los pacientes".
 
La eficacia de Yondelis contra este mal ha sido ratificada por cuatro estudios clínicos. Por esta razón, dos expertos internacionales estuvieron en Colombia para presentar este adelanto al cuerpo oncológico nacional.
 
Uno de ellos es el doctor español Andrés Poveda, quien lidera los equipos de oncología ginecológica, y de sarcoma de tejidos blandos en el Departamento de Oncología Médica en el Instituto de Oncología de Valencia, España. 

Además, es profesor de oncología médica para diversos cursos de postgrado, y de 1998 al 2000, fue Jefe de la Oficina de la Secretaría Científica del Instituto. Se graduó en Medicina de la Universidad de Valencia en 1977, y se especializó en Oncología Médica en 1982.
 
En la presentación de la nueva molécula estuvo también el doctor español Javier Martín Broto, especialista en Oncología. Es autor de numerosos estudios y artículos científicos de investigación sobre el cáncer y conoce especialmente el manejo de los Sarcomas de Tejidos Blandos.
 
Los dos expertos han dedicado años de investigación para el conocer a profundidad el Sarcoma de Tejidos Blandos y comprobar la efectividad de los nuevos tratamientos que se han desarrollado en contra de este mal. Y ahora la mayor esperanza fue encontrada en el fondo del mar, en una anemona que sirve de base para el desarrollo de la trabectedina.
 
Sarcoma: grandes retos para un raro cáncer
 
Los sarcomas de tejidos blandos son cánceres que surgen de las células en estos tejidos del cuerpo, también conocidos como tejidos conectivos. Éstos incluyen la grasa, músculos, vasos sanguíneos, tejidos profundos de piel, nervios y tejidos que rodean las articulaciones. Si bien se puede desarrollar un Sarcoma de Tejido Blando en casi cualquier parte del cuerpo, los cánceres más comúnmente se producen en las extremidades.
 
Hay una serie de subtipos de sarcomas de tejidos blandos que se agrupan por el tipo de tejido a partir del lugar donde se desarrolla el tumor. Los distintos subtipos difieren en su comportamiento biológico, la respuesta al tratamiento y, por lo tanto, el pronóstico del paciente.
 
La mayoría de los sarcomas de tejidos blandos son esporádicos, pocos tienen una causa identificable. Sin embargo, se ha comprobado que uno de los factores predisponentes son los trastornos genéticos que causan tumores que crecen en los nervios y producen anomalías tales como cambios en la piel y deformidades óseas.
 
Síntomas y diagnóstico 
 
En las primeras etapas, los Sarcomas de Tejidos Blandos no suelen causar síntomas. Cuando el tumor crece, los síntomas surgen en la forma de una masa indolora. Produce dolor cuando el tumor presiona algún nervio o musculo.
 
Diagnosticados en una etapa temprana, este cáncer es curable. El tumor se puede erradicar de manera efectiva mediante cirugía. Sin embargo, si se diagnostica demasiado tarde, cuando ya existe metástasis es raramente curable. 
 
Tratamiento
 
El tratamiento de los sarcomas de tejidos blandos está determinado en gran medida por la fase de la enfermedad, el tamaño del tumor y el grado en que el cáncer se ha propagado a otras partes del cuerpo (por ejemplo, nodos). El principal tratamiento combina cirugía, radioterapia y quimioterapia.
 
El sarcoma de tejidos blandos representa un grupo de tumores raros y diversos que hasta el momento no están totalmente entendidos. Los tumores pueden presentarse en cualquier sitio del cuerpo, originándose en varios tejidos blandos, incluyendo la grasa, músculo liso o estriado, superficies, nervios, tejido vascular y otros tejidos conectivos. Representan menos del 1 por ciento de todos los cánceres.
 
Diagnosticado en un estadio temprano, el sarcoma de tejido blando es curable. En cambio, el diagnóstico tardío, que se presenta en presencia de una enfermedad extensa o metastásica, raramente es curable. Aproximadamente el 40 por ciento de los pacientes diagnosticados con este mal mueren eventualmente debido a su enfermedad.
 
Aproximadamente 10 mil nuevos casos de Sarcoma de tejidos blandos son diagnosticados anualmente en los Estados Unidos. En 2006, la Sociedad Americana de Cáncer predijo que se diagnosticaría un estimado de 9530 casos nuevos, con un estimado de 3500 posibles muertes. El Sarcoma de tejido blando es responsable de casi un 1 por ciento de todas las muertes en adultos debidas a cáncer en Estados Unidos.
 
Se han identificado más de 50 subtipos histológicos, presentándose unos más frecuentemente que los otros. Los subtipos más frecuentes incluyen histiocitoma fibroso maligno, liposarcoma y leiomiosarcoma. La determinación del subtipo histológico es particularmente importante en términos de pronóstico, ya que ayuda a dilucidar los patrones distintivos sobre el comportamiento del tumor. 

Recomendados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido