Estabilidad del sistema financiero local

Por la quiebra de distintas entidades financieras en Estados Unidos y Europa, al igual que las restricciones de liquidez en los mercados monetarios internacionales, surgen preocupaciones frente a la solidez que tienen los intermediaros financieros locales para enfrentar la desaceleración que está atravesando la economía nacional.

POR:
abril 30 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-04-30

Bajo este escenario, el miércoles de la semana pasada, el Banco de la República publicó su informe de estabilidad financiera para el primer trimestre del año. Aunque el Emisor no anticipa un riesgo en el sistema financiero, sí afirmó que existen riesgos que es necesario monitorear para determinar en qué punto la situación actual se pueden constituir en una amenaza para el sistema financiero local. Partiendo de lo anterior, vale la pena hacer un análisis de algunos de los diferentes riesgos a los que se enfrentan los establecimientos de crédito en la actualidad, y así establecer cuál sería el canal potencial por el que se podría transmitir la crisis internacional al sistema financiero local. El comportamiento reciente de los establecimientos de crédito hace evidente que el riesgo de mercado ha ganado importancia frente al riesgo de liquidez. El incremento en las posiciones en títulos de deuda pública que son fácilmente transables en el mercado secundario está llevando a que se reduzca el riesgo de liquidez. Si a este factor se le suma el hecho que las decisiones en materia de encaje han llevado a que las instituciones financieras mantengan una mayor preferencia por captaciones a través de los CDT, el riesgo de liquidez de las entidades financieras se ha vuelto cada vez menor. En este sentido, episodios como una corrida bancaria (el cual Corficolombiana considera muy poco probable) no tendrían un impacto tan negativo sobre las entidades financieras como lo podría tener en un escenario de una mayor proporción de cartera de créditos en el activo y de depósitos a la vista en el pasivo. Ante esta situación, el riesgo de mercado al que se enfrentan las entidades financieras se vuelve cada vez mayor. Si además se tiene en cuenta que el incremento en las inversiones se está dando a través de títulos de deuda pública, una noticia que afecte el financiamiento del gasto del Gobierno puede tener un efecto negativo sobre la valoración de los portafolios de las entidades financieras. Del mismo modo, en la medida en que la inflación no corrija en la forma esperada por el mercado, el riesgo de pérdidas se vuelve cada vez mayor. Adicional al riesgo de mercado, el riesgo de crédito se convierte en uno de los principales elementos en el momento de analizar la situación actual del sistema financiero. Si bien es cierto que en términos generales el indicador de calidad de cartera todavía no se encuentra en niveles significativamente altos, el rápido deterioro que han presentado algunas modalidades de cartera es uno de los principales riesgos a los que se enfrenta el sistema. En este sentido, el fuerte crecimiento que presentó la cartera de consumo en los últimos meses del 2008 (a pesar de las altas tasas de interés) sumado a la caída en el ingreso disponible de los hogares (dado el aumento del desempleo y de la inflación), puede generar un desgaste en la calidad de esta modalidad de cartera. A pesar del incremento en el riesgo de crédito y mercado que está enfrentando el sistema financiero, la solidez patrimonial con la que cuenta la mayoría del andamiaje financiero lleva a pensar que en el mediano plazo no se presentarán episodios de inestabilidad. La mayor parte de las entidades cuentan con indicadores de solvencia que superan ampliamente el límite establecido por la regulación colombiana, así los bancos todavía tienen un amplia capacidad patrimonial para afrontar un mayor deterioro de la cartera y un incremento en la volatilidad de los títulos de deuda pública. Corficolombiana considera que a pesar del deterioro que se ha presentado en los indicadores de calidad de cartera y el incremento en la exposición al riesgo crediticio, la solidez patrimonial que presentan las instituciones financieras en la actualidad hace poco probable que se presente una crisis financiera como la sucedida a finales de los noventa, o por la que atraviesa E.U. WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido