SÁBADO, 24 DE FEBRERO DE 2024

Noticias económicas de Colombia y el mundo

Carlos

Nuestra Política de Tratamiento de Datos Personales ha cambiado. Conócela haciendo clic aquí.

close

Finanzas

25 dic 2022 - 11:43 p. m.

Los escenarios de una posible recesión en Estados Unidos durante 2023

Las proyecciones de los economistas no son muy alentadoras: creen que el PIB bajará, la inflación se suavizará poco y el desempleo subirá.

Estados Unidos

Economía de Estados Unidos.

EFE

POR:
BLOOMBERG

Economistas consultados por la agencia Bloomberg afirman que la probabilidad de que la economía estadounidense entre en recesión en 2023 es de 7 sobre 10 (70 %), recortando las proyecciones de demanda y las previsiones de inflación tras las masivas alzas de tasas de interés por parte de la Reserva Federal (Fed).

(Vea: Tormenta de Navidad en Estados Unidos deja al menos 26 fallecidos).

La probabilidad de una recesión en 2023 ha subido desde el 65% de noviembre y es más del doble que hace seis meses, según la última encuesta mensual de Bloomberg entre economistas.

La encuesta se realizó del 12 al 16 de diciembre, y 38 economistas respondieron sobre la probabilidad de una recesión.

Según la estimación media, el Producto Interno Bruto se situará en 0,3 % en 2023, con un descenso anualizado del 0,7 % en el segundo trimestre y cifras planas en el primero y el tercero. Se prevé que el gasto de los consumidores, que representa aproximadamente dos tercios del PIB, apenas crezca a mediados de año.

La economía de Estados Unidos se enfrenta a fuertes vientos en contra derivados del aumento de las tasas de interés, la elevada inflación, el fin de los estímulos fiscales y la debilidad de los mercados de exportación en el extranjero”, dijo Bill Adams, economista jefe de Comerica Bank.

(Vea: Frenesí: juguetes que han 'enloquecido' a los compradores en Navidad).

Las empresas se han vuelto cautelosas a la hora de aumentar inventarios y contratar, y probablemente retrasarán la construcción y otros planes de gasto de capital con los créditos más caros y las carteras de pedidos reduciéndose”, agregó.

La inflación, medida por los indicadores preferidos de la Fed (el índice de precios de los gastos de consumo personal y el índice que elimina los componentes volátiles de los alimentos y la energía) se está suavizando, pero sigue estando muy por encima del objetivo del 2 % fijado por el banco central.

Eso explica por qué el presidente de la Fed, Jerome Powell, señaló la semana pasada, luego de que el banco central elevara su tasa de interés de referencia al nivel más alto desde 2007, que se prevé un mayor ajuste a principios del 2023.

Powell también dejó claro que la Fed no se plantea recortar las tasas en 2023. Este año, ha subido las tasas en 4,25 puntos porcentuales, incluidas cuatro alzas de 75 puntos básicos.

(Vea: EE. UU. aprueba ayudas para Colombia y es el monto más alto en 11 años).

Una razón clave por la que es probable que la Fed mantenga tasas más altas durante un período prolongado es la resistencia del mercado laboral. Sin embargo, a medida que la economía se debilita, el empleo sucumbe.

Los economistas prevén un descenso de las nóminas en el segundo y tercer trimestres, y para el primer trimestre de 2024 se espera que la tasa de desempleo alcance un máximo promedio del 4,9 %.

Y tras un crecimiento más firme en el primer semestre, se prevé un enfriamiento de los ingresos medios por hora.

A medida que la elevada inflación y los costos de endeudamiento asestan un duro golpe a las finanzas de los hogares, también se espera que las empresas se retraigan. Los economistas prevén para los tres primeros trimestres de 2023 un mayor descenso de la inversión privada, que incluye el gasto en equipos y estructuras. Estos gastos caerán un 3 % en promedio.

La reducción de la inversión, la debilidad del gasto de los hogares y una economía mundial al borde de la recesión afectarán con especial dureza a los fabricantes del país.

(Vea: PIB de Estados Unidos creció 3,2% en el tercer trimestre).

La encuesta de Bloomberg muestra que los economistas han revisado a la baja sus estimaciones de producción industrial para todos los trimestres del próximo año. Ahora se prevé un descenso medio de la producción del 0,7 % en 2023, mucho más débil que el aumento del 0,2 % previsto en noviembre.

BLOOMBERG

Destacados

Más Portales

cerrar pauta