Europa otro destino para exportar

Una nueva oportunidad para diversificar el destino de las exportaciones tendrán las industrias colombianas con la negociación de un Tratado de Libre Comercio (TLC) que emprenderán el año entrante la Unión Europea (UE) y la Comunidad Andina de Naciones (CAN).

POR:
octubre 31 de 2006 - 05:00 a.m.
2006-10-31

Esta alternativa es importante para los exportadores colombianos, porque representa la oportunidad de entrar a un nuevo mercado con alto poder adquisitivo y que aprecia la diversidad y calidad de los productos agroindustriales. Además, el rubro de estos representaría para Colombia la llave que le abriría las puertas del apetitoso mercado europeo. Pero, no solamente la agroindustria y los productos frescos, exóticos o superexóticos representarían mayores divisas para Colombia, pues no se deben dejar de lado las manufacturas y los textiles, que también pueden aumentar de manera significativa su participación en ese mercado. En un análisis realizado por Javier Díaz, presidente de la Asociación Nacional de Exportadores (Analdex), sobre la actual coyuntura, el sector que representa deberá posar sus ojos en las posibilidades comerciales que brindan los países europeos, porque tradicionalmente han enfocado todos sus esfuerzos a conquistar el mercado norteamericano y la nueva negociación de un TLC con el viejo continente pondrá en el campo económico un nuevo panorama, totalmente diferente. Las novedades que se marcarán para los exportadores consisten en que si el mercado norteamericano, por ejemplo, se caracteriza por un alto volumen de compra a bajos precios; para el europeo, por el contrario, el precio es un factor secundario y prefiere una mejor calidad y variedad de productos. El mercado europeo tiene unas capacidades de compra bastante interesantes, resaltó Díaz. Además, sostuvo que “aquí el reto es cómo se logra bajarle a la dependencia que tenemos de mercados como el de Estados Unidos, donde diversificar los destinos de las exportaciones resulta muy útil para minimizar el riesgo de concentrar en unos pocos mercados nuestras ventas. Pero, es indudable que los empresarios tienen que hacer la tarea, porque lo que deben entender es que el mercado europeo tiene un patrón de consumo y un comportamiento diferente al que ha sido tradicionalmente atendido por los colombianos”. Díaz, al agregar que los exportadores también deben contemplar nuevos canales de comercialización en Europa, explicó que se encuentran muchos países con comportamientos comerciales diferentes entre sí y cada uno merece una atención particular. Agregó que resultaría muy provechoso que, paralelamente con el inicio de las negociaciones, los empresarios locales también empezaran a prepararse para atender las nuevas exigencias de esos mercados. Es todo un reto La Unión Europea, desde un comienzo, demostró interés por discutir y desarrollar negociaciones para liberar el comercio con los países suramericanos, según los diferentes bloques ya constituidos. Así se hizo con Mercosur y también lo plantearon con la Comunidad Andina. Para la CAN, resulta un reto la negociación y el hecho de que sea un bloque de fortaleza, que permite profundizar en la integración para responder ante las demandas europeas. También los analistas prevén que, con esta coyuntura, salga fortalecido el bloque Andino. Se espera arrancar a comienzos del año entrante. Los puntos clave girarán en torno a temas de acceso, subsidios y ayudas internas para el sector agrícola. CON LA UNIÓN EUROPEA La Unión Europea planteó, desde un comienzo, su interés de negociar en bloque con la Comunidad Andina de Naciones. Es un proceso que, por todos los temas que tratará, tiende a incentivar la actividad comercial entre las partes, y por esto puede tardar. Los expertos en materia de negociación de acuerdos de este tipo no se atreven a pronosticar cuándo se concluirá. Precisamente, hay que tener en cuenta que cuando la Unión Europea negoció con Mercosur arrancaron rápidamente y de un momento a otro, el proceso entró en el congelador. En esa ocasión, solo después de varios años, las partes retomaron el proceso, razón por la cual es un poco complicado pronosticar hasta cuándo se prolongará. En particular, el entorno político en este momento es propicio para desarrollar la negociación entre las partes. En general, se espera adelantar un proceso sin mayores contratiempos. Otro aspecto bien interesante es su contribución al fortalecimiento de la CAN, puesto que las negociaciones propiciarán que el bloque defienda sus intereses, adopte posiciones unificadas, enfrente dificultades y negocie, de manera directa, los pormenores del acuerdo comercial. "los exportadores deberán posar sus ojos en las posibilidades comerciales que brindan los países europeos, porque tradicionalmente han enfocado todos sus esfuerzos a conquistar el mercado norteamericano”.Javier Díaz Presidente de Analdex .

Siga bajando para encontrar más contenido