Experiencia con calidad

SANICOC fue fundada en los años 80 por el señor Rafael y su esposa Myriam. Él llegó a Bogotá a los 20 años, trabajó 6 años en diferentes empresas y esto le permitió adquirir la experiencia suficiente para abrir su propia compañía.

POR:
marzo 29 de 2007 - 05:00 a.m.
2007-03-29

Con muy poco capital y con muchas ganas de salir adelante, esta pareja comenzó con tres empleados y una planta muy pequeña. La idea fue la de producir y comercializar todo lo relacionado con las cocinas integrales e industriales. Esta etapa de arduo esfuerzo duró cerca de 15 años, pero gracias a la lucha permanente de la familia, poco a poco fue saliendo adelante. En ese momento, la tecnología no permitía realizar una comercialización a gran escala, entonces vendían cocinas sueltas, industriales y las utilidades eran pocas. Sin embargo, después de todos estos años, esa realidad cambió, pues paulatinamente SANICOC se fue posicionando en el mercado nacional como una empresa especializada en cocinas, y a raíz del repunte de la construcción, se proyectaron las ventas con diferentes constructores. Además, durante su trayectoria, esta organización se ha mantenido en el mercado, pues ha sobrepasado grandes crisis, como la recesión económica que el país sufrió a comienzos de 1996. “Hoy, esta empresa traduce excelencia y efectividad. SANICOC cuenta con personal idóneo de planta y administrativo, además de un excelente show room. La organización se proyecta para incursionar con sus cocinas integrales y su gama de productos en los mercados de Barranquilla, Bucaramanga y, más adelante, en algunas ciudades de los Estados Unidos y países de Centroamérica”, afirma Julio C. Vargas, Gerente. Igualmente, esta compañía siempre está dispuesta al cambio, ya que cuenta con áreas especializadas en el diseño que van a la vanguardia y actualidad de los avances tecnológicos, lo que le permite ser la organización con mayor movimiento en su campo y sus diseños siempre están acordes con las tendencias de los países líderes. FAMILIA SANICOC Esta empresa familiar cuenta con el trabajo permanente de la familia. Actualmente, los miembros de la compañía son la segunda generación y están encargados de velar por el cumplimiento de la misión de SANICOC. Este hecho permite que las labores de su producción y atención al cliente se realicen con mayor compromiso y con la visión clara de que esta organización permanezca en el tiempo y se prolongue de generación en generación.

Siga bajando para encontrar más contenido