Finanzas

Plan del Gobierno para bajar deuda pública es ‘tímido’, según expertos

No bajará del 60% del PIB en 10 años y analistas dicen que se necesitarán medidas estructurales en el futuro.

Gobierno dio a conocer las bases de la reforma tributaria

Según el MFMP, la deuda pública puede llegar a 66,8% del PIB este año.

Archivo particular

POR:
Portafolio
junio 23 de 2021 - 01:29 a. m.
2021-06-23

Hace una semana el Gobierno presentó su hoja de ruta con la que plantea el camino que tiene Colombia con respecto a sus principales variables macroeconómicas. Con esas proyecciones, analistas señalan que el plan del Minhacienda es “modesto” frente a los ajustes fiscales que necesita el país para poder bajar su nivel de deuda en los próximos años.

Cabe recordar que en el Marco Fiscal de Mediano Plazo (MFMP), presentado el pasado 15 de junio por el Minhacienda, apuntan que la deuda pública se mantendrá en niveles iguales o superiores al 60% del PIB en los próximos 10 años y la tributaria aportaría 0,3% del PIB en 2022 adicionales en ingresos tributarios y de ahí en adelante aportaría 1,2% del PIB.

(Vea: Marco Fiscal de Mediano Plazo: qué es y cuál es su importancia).

Una de las consecuencias de ese panorama de endeudamiento, explica Andrés Giraldo, director de la carrera de economía de la Universidad Javeriana, es que “se manda una señal de que el Gobierno o el Estado no está la voluntad de hacer un ajuste que baje la deuda, aunque puede que sea estable financieramente. Y eso manda una mala señal a los mercados. Incluso, ya una calificadora nos bajó la nota”.

Como explica José Ignacio López, director ejecutivo de investigaciones económicas de Corficolombiana, eso llevaría a que “Colombia quede en una posición muy limitada en lo fiscal para atender nuevos eventuales choques”.

Y ante el plan de Gobierno que presentó en el MFMP, López asegura que es “modesto porque está construido bajo el supuesto de que la economía va a crecer mucho más, pero luego en el mediano plazo la sostenibilidad de la deuda viene de un recaudo neto del 1,2% del PIB y unas ganancias de eficiencia de la Dian. Sin embargo, se había hablado de que el hueco fiscal es del 2% del PIB. Eso haría que la deuda suba y luego se estabilice y empiece a bajar”.

Precisamente, con ese alto nivel de deuda, que encarecería la tasa de interés con la que le prestan al país, los expertos apuntan a que entre los caminos que tiene el Gobierno es buscar soluciones permanentes a problemas que vienen desde tiempo atrás con el fin de atender el déficit fiscal. Eso llevaría, entre otras cosas, a hacer ajustes como el de una reforma tributaria estructural, más allá de la que se plantearía en la próxima legislatura.

(Vea: Escenario preocupante: proyectan deuda pública alta para próximos años).

Incluso, el mismo Gobierno destacó esa necesidad en la presentación del MFMP.

En el frente fiscal, el Gobierno deberá realizar un ajuste fiscal de dos etapas para asegurar la sostenibilidad de la deuda pública

COMPARTIR EN TWITTER

En el frente fiscal, el Gobierno deberá realizar un ajuste fiscal de dos etapas para asegurar la sostenibilidad de la deuda pública. La primera etapa estará contemplada en el Proyecto de Ley de Inversión Social, el cual incrementaría el balance primario de la Nación en 1,1 puntos porcentuales del PIB a partir de 2023 (más de dos terceras partes del ajuste total requerido). La segunda etapa consistirá en ajustes futuros en los ingresos o gastos fiscales, que se requieren para tener una senda de deuda pública que decrezca y converja a niveles prudenciales en el mediano plazo”.

Por eso es que, en ese sentido, plantean que se debe pensar en salidas estructurales para atender el alto nivel de deuda, que puede rozar el 70% en los próximos años. Según Luis Carlos Reyes, director del Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana,una de las principales cosas que podría hacer el Gobierno y que no se salga de su manejo sería los recortes a impuestos. Pero que no sean temporales, sino que se hagan ajustes permanentes, como lo que hemos propuesto varias universidades y es que el 1% más rico absorba esas necesidades de financiación del Estado, si lo que se quiere es no tocar más a las empresas”.

En esa misma línea, Jorge Enrique Espitia, investigador del Centro de política fiscal de la Universidad Nacional, destacó que “la economía necesita cerrar esa brecha estructural que tiene el Gobierno nacional y eso se logra aumentando la tributación de manera permanente y no pensar en cómo se le reducen los bienes esenciales a la población más necesitada, por la vía del gasto público”.

Ahora bien, los analistas también resaltan que la apuesta del Gobierno en el MFMP es respuesta a una la realidad política y social que vive el país, debido al descontento social que generó la primera iniciativa.

(Vea: Pese a paro y bloqueos, Gobierno es optimista y espera crecer al 6%).

Para Lya Sierra, profesora del departamento de economía de la Universidad Javeriana de Cali, con el alto nivel de deuda “me parece acertado que el Gobierno siente expectativas racionales al asumir que la deuda no bajará de 60% en los próximos años. Esto es acorde con la realidad del país y asumir posiciones realistas da seriedad y confianza al Gobierno frente a los prestamistas, ya sean nacionales o internacionales”.

Ministerio de Hacienda

Fachada del Ministerio de Hacienda y Crédito Público.

Archivo Portafolio

Con esa foto complicada para el país, en la que hay poco espacio para hacer mayores ajustes fiscales, la tarea de reducir los altos niveles de deuda, vía otra tributaria, quedaría en las manos de una próxima administración.

(Vea: Fedesarrollo sube su estimación de crecimiento de la economía en 2021).

En mi opinión, el plan del Gobierno es consistente con la realidad política en el país, pero abre la pregunta sobre cuáles van a ser esos límites fiscales. Y el otro gobierno tendrá que recortar o buscar otras fuentes de ingresos. Por eso es que va a heredar el desbalance y el desajuste y va a encontrar una situación limitada en lo fiscal”.

ASÍ VA LA DEUDA

En línea con lo que planteó el Gobierno en el Marco Fiscal de Mediano Plazo, la deuda del Gobierno Nacional Central (GNC) llegó a 61% del PIB en mayo.

Según información del Ministerio de Hacienda, eso se debe a un mayor gasto público que se ha visto reflejado en más recursos para la emergencia y ayudas sociales y a empresas.

De hecho, con eso la deuda pública terminó en 64,8% en 2020, lo que significó un récord histórico para el país en ese frente.

(Vea: ¿Cómo reapertura y vacunación influirían en un mejor PIB para 2021?).

Y este año, en enero, el dato bajó a 58,1% del PIB, en febrero fue de 58,4%, en marzo ascendió a 58,9% y en abril subió de nuevo a 60,4%.

Según el MFMP, el dato puede llegar a 66,8% del PIB este año.

PORTAFOLIO

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido