Exportadores de flores madrugan a pedir la prórroga del Atpdea

Se acerca el fin de año y no se ve ningún intento por descongelar el TLC de parte del Congreso de EE. UU., por lo que buscan salvaguardar las exenciones arancelarias.

POR:
septiembre 30 de 2010 - 05:00 a.m.
2010-09-30

Ante la posible circunstancia de que tampoco este año se ratifique el Tratado de Libre Comercio, pendiente con Estados Unidos, los exportadores de flores colombianos se anticiparon a solicitar al Gobierno la extensión de las exenciones arancelarias, mediante las cuales este producto ingresa sin pagar impuestos a este mercado.

Como se recuerda, ante el congelamiento que sufrió el trámite del TLC en el Congreso estadounidense, Colombia ha debido solicitar los últimos años una prórroga de las exenciones arancelarias otorgadas bajo al sistema Atpdea para la mayoría de los productos exportables. De esa forma, han venido ingresando desde hace 20 años productos manufacturados, como los textiles y artículos de cuero, y las mismas flores.

Al radicar su solicitud ante la Oficina del Representante de Comercio (Ustr), Ron Kirk, los floricultores colombianos sostuvieron que de no mantenerse tal privilegio y, por el contrario, correr el riesgo de la imposición de alguna sobretasa sobre las importaciones de flores, su efecto sería devastador para la economía de un sector que genera un importante volumen de empleos y divisas para Colombia.

Tal como ocurrió en el 2002 -señalaron-, las exportaciones de flores provenientes de Colombia y Ecuador debieron pagar un gravamen equivalente a 2,5 millones de dólares por mes.

A fin de sustentar aún más su petición, los floricultores indicaron que un 75 por ciento de las empresas productoras pagan un salario 28 por ciento superior, al salario mínimo, además de las prestaciones legales correspondientes. Señalaron, asimismo, que el grado de sindicalización de sus trabajadores, de un 16 por ciento, es mucho más alto que el promedio en Colombia, situado en un 5 por ciento, y superior a los promedios registrados en Holanda (8 por ciento) y Estados Unidos (3 por ciento), dos de los mayores competidores en el mercado de las flores.

Sostienen además que el libre acceso de las flores colombianas, sin recargo para los compradores, representa un beneficio para las consumidores en Estados Unidos, que se cuantifica en alrededor de 20 millones de dólares al año de ahorro.

De igual forma, la distribución y venta final de las flores constituyen una importante fuente de empleo en la economía norteamericana. Colombia representa el 60 por ciento de los 4.200 millones de tallos de flores, que anualmente importa este país.

En lo corrido del año, los exportadores han logrado incrementar sus ventas en 27 millones de dólares, frente a los registros de julio del año pasado, lo cual refleja un incremento en los ingresos del 8 por ciento, según los datos del Departamento de Agricultura de Estados Unidos.

27 millones de dólares se han incrementado las ventas de flores colombianas a Estados Unidos, a julio de 2010.

Siga bajando para encontrar más contenido