Falta de crédito demora reactivación económica

Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), la economía mundial se encuentra en una severa recesión infringida por una masiva crisis financiera y una caída aguda en la confianza mundial. Este organismo considera que el ritmo de la contracción económica mundial disminuirá a partir del segundo trimestre del 2009. Sin embargo, ajustó la estimación de crecimiento económico mundial para este año, de 0,5 a -1,3 por ciento anual. Adicionalmente espera una recuperación gradual en el 2010 que se verá en un crecimiento de 1,9 por ciento anual.

POR:
abril 30 de 2009 - 05:00 a.m.
2009-04-30

En el último trimestre del 2008, el conjunto de los países desarrollados sufrieron una contracción económica de 7,2 por ciento anual. Asimismo, las economías emergentes obtuvierno una disminución en el crecimiento anual de 4,4 por ciento. Según el análisis del FMI, la caída en la actividad económica mundial se está dando a través de dos canales, el financiero y el comercial. Para este año se espera un crecimiento anual de los países desarrollados de -3,8 y de 1,6 por ciento anual para las economías emergentes, ya que la estabilización de los mercados financieros tardará más tiempo de lo inicialmente previsto. Se espera que las restricciones en los mercados financieros maduros continúen fuertes hasta entrado el 2010. La claridad respecto a pérdidas en activos riesgosos y la reducción de las preocupaciones en torno a la solvencia dadas las inyecciones de capital público tendrán un efecto positivo sobre menores riesgos de contraparte y la volatilidad del mercado restaurando la liquidez en los mercados financieros. Según el FMI, estos efectos se verán hasta el año entrante. Mientras las condiciones de liquidez de los mercados financieros internacionales se restauran, el FMI espera que el crédito al sector privado durante el 2009 y el 2010 descienda. A pesar de que en los últimos meses se han visto mejoras en el mercado interbancario, las restricciones de financiamiento persisten y el acceso de los bancos a financiamiento de largo plazo está disminuyendo. Este hecho, sumando a la caída de la actividad económica que genera problemas en la calidad de la cartera, ha impedido que se restaure el canal crediticio como instrumento de reactivación económica. Respecto al deterioro relacionado con el activo de las instituciones financieras a nivel mundial, en el informe de estabilidad financiera global, el FMI estima que las pérdidas por activos riesgosos pueden alcanzar los 4.1 billones de dólares a finalizar el 2010. Los dos informes hacen énfasis en que es necesaria la implementación de políticas económicas para restaurar la confianza en el sistema financiero, enfocadas en tres frentes: i) garantizar que las instituciones financieras tengan acceso a liquidez, ii) identificar y ocuparse de los activos financieros ilíquidos y, iii) recapitalización de instituciones débiles pero viables.WILABR

Siga bajando para encontrar más contenido