Finanzas

Estudio de Fenalco sobre uso del efectivo genera polémica

Gremio señala la importancia de disponer de ese medio de pago, aunque Asobancaria dice que este es uno de los pilares de la economía sumergida.

Billetes

Pese a que el Gobierno implementa políticas para disminuir el uso de efectivo, este es todavía el principal medio de pago. 

Carlos Ortega/CEET

POR:
Portafolio
enero 21 de 2021 - 09:00 p. m.
2021-01-21

Un informe de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco) sobre la conveniencia del uso del efectivo en Colombia que busca “demostrar que la disponibilidad del efectivo resulta clave para la reactivación económica pues representa un excelente, y quizás único activo refugio verdadero durante episodios de recesión”, generó controversia pues el país avanza en su reducción.

(Lea: ‘La banca es parte de la reactivación económica’)

La disminución del uso del efectivo hace parte de una agenda mundial con objetivos como una mayor eficiencia, combate a formas de corrupción, evasión de impuestos y actividades ilegales como el contrabando.

(Lea: Fondos, con récord de inversionistas en 2020)

Fenalco dice que el informe se realizó por sugerencia y con el apoyo de Fedeseguridad, una Federación que agremia 11 compañías del Sector de la Vigilancia y Seguridad Privada, reconocidas por sus ingresos.

Durante la investigación el gremio examinó el comportamiento de los agregados monetarios y consultó la opinión de grandes, medianos, y pequeños empresarios, así como consumidores y microempresarios representados por tenderos, acerca de la utilización del dinero en efectivo en sus transacciones, tanto en compras como en ventas.

De todas maneras, el informe resalta en varias partes que el dinero efectivo y la digitalización no son excluyentes el uno del otro, pues ambos hacen parte del ecosistema de pagos que las personas deben tener disponibles como alternativas para escoger el de su conveniencia.

En el documento se examinaron estudios de comunidades científicas sobre los riesgos de utilizar efectivo en estos tiempos de pandemia por un posible contagio y “no se encontró” que esto sea evidente.

Fenalco plantea algunas sugerencias de política pública y de cómo superar el atraso en materia de inclusión y alfabetización financiera.

ENCUESTAS

Dentro del informe se mencionan los resultados de una encuesta que Fenalco adelantó con 688 tenderos a quienes se les plantearon varias preguntas sobre el uso del efectivo o de tarjetas como medios de pago y una de las respuestas más importantes fue la de que ellos consideran que su margen se afectaría por la comisión que les cobran por recibir esos medios de pago electrónico.

Fenalco dice que en el fondo, “lo que parece existir es la ausencia de productos financieros apropiados para los niveles operativos y sobre todo, para la racionalidad de los tenderos”.

El informe dice que desde que se inició el periodo de cuarentena obligatoria, “las compras de los consumidores colombianos adquiridas en dinero en efectivo han tenido un desempeño mucho mejor (menos doloroso, en realidad), que las realizadas mediante tarjetas de crédito y débito, ya sea con datáfono o con aplicaciones móviles”.

“No existe entonces, evidencia de que en Colombia por el coronavirus la gente se haya volcado a hacer sus compras con medios electrónicos y que haya relegado a segundos y a terceros planos el uso de los billetes”, dice el informe.

ASOBANCARIA HABLA

La Asociación Bancaria respondió que una de las consecuencias del uso masivo del efectivo, como principal medio de pago, “es la existencia de la economía sumergida (informal + ilegal), ya que las transacciones en efectivo, al ser anónimas, facilitan la evasión de impuestos y las actividades ilegales. Caso contrario sucede con las transacciones electrónicas, las cuales pueden ser en principio rastreadas por las autoridades”.

Recordó estudios internacionales que dicen que la reducción del efectivo y la masificación de los pagos electrónicos tienen impactos netos positivos sobre el PIB y promueve la creación de empleo.

Señala que se ha documentado ampliamente los efectos de la economía sumergida sobre el bienestar de un país.

“La evasión tributaria distorsiona el funcionamiento del sistema impositivo, provoca inequidades sociales y alteraciones artificiales en los precios relativos, afecta la financiación de programas de gasto público y constituye competencia desleal en contra de quienes cumplen con sus obligaciones tributarias, además de favorecer la proliferación de actividades informales”.

Destacados

  • ECONOMIA
  • NEGOCIOS
  • MIS FINANZAS
  • OPINIÓN
Siga bajando para encontrar más contenido